EVALUACIÓN DE LA PAREJA DE MUJERES CON VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH)

por Relevancia Médica

Dr. Armando Sánchez López / Médico y Cirujano Urólogo

Es frecuente que se presenten a la consulta hombres que han sido referidos por el ginecólogo debido a que su pareja tiene VPH, o en otros casos, son las mismas mujeres quienes llevan a su compañero para la valoración por Urología. La información es limitada, y muchos profesionales desconocen los métodos de evaluación en pacientes masculinos. Se tiende a estigmatizar a la mujer y al hombre cuando presenta alguna lesión en los genitales, siendo en algunos casos motivo de ruptura en las parejas, y nosotros los profesionales de salud debemos brindar la información veraz y actualizada a nuestros pacientes.

EXISTEN MÁS DE 100 TIPOS DIFERENTES DE VIRUS Y ALREDEDOR DE 30 TIPOS INFECTAN LOS GENITALES.

Debido a ésta situación, aquí detallamos información básica y una guía para aclarar dudas del paciente previo a remitirlo al urólogo, así como la importancia del examen.

¿Qué pasa sí mi pareja tiene diagnóstico de VPH?

Hay dos entidades totalmente distintas en la mujer, tener cambios displásicos en el cérvix – en la patología de una biopsia- y tener una prueba de VPH positiva – en una prueba de inmuno ensayo- sin cambios en el epitelio del cérvix. En primer lugar, disminuir la ansiedad. Sí la pareja tiene dicho diagnóstico, no es fortuita la infección sintomática en el hombre. Tampoco se puede saber quién lo contrajo y en qué momento. Normalmente los hombres pueden estar libres del virus debido a un sistema inmune competente (sin enfermedades que comprometan las defensas).

¿Qué es el virus del VPH?

Es un ADN virus que se transmite por el contacto directo de piel a piel y que produce las verrugas genitales. Existen más de 100 tipos diferentes de virus y alrededor de 30 tipos infectan los genitales. Los dos tipos que causan verrugas tienen un bajo riesgo de convertirse en lesiones malignas. Hay otros ocho tipos, que frecuentemente se asocian a cambios malignos. Los pacientes pueden estar infectados con uno o más tipos de virus simultáneamente.

¿Cuáles son los factores de riegos en hombres y el por qué deben examinarse?

Existen varios, entre los cuales incluyen múltiples parejas sexuales, pareja con VPH, inicio temprano de vida sexual e inmunosupresión.

El hombre debe ser examinado por un especialista, porque  los tipos que se asocian a cambios malignos se asocian a cáncer de pene y a cáncer anal. Hay mayor riesgo de cáncer anal entre los hombres que tienen relaciones con hombre o en bisexuales. El tabaquismo incrementa el riesgo de transformación displásica y malignidad en hombres y mujeres.

¿Aunque no tenga lesiones visibles debo ser examinado?

Sí su pareja ha sido diagnosticada con VPH o sí han presentado alguna infección de transmisión sexual (ETS), ambos deben ser valorados, aun cuando sea un encuentro ocasional y una pareja no estable.

¿Qué se debe esperar del examen con el urólogo?

El diagnóstico se hace al visualizar o palpar las lesiones típicas. Aunque no es un procedimiento recomendado de rutina, el paciente puede ser sometido a una Androscopia con la aplicación de ácido etanoico para buscar lesiones, lo cual tiene un rendimiento para infección por VPH de hasta 75% en hombres de parejas con infección por el virus o cambios neoplásicos a nivel del cuello cervical.

¿Es necesaria una biopsia?

Rutinariamente no, a menos que las lesiones tengan características sospechosas como una forma atípica, coloraciones anormales, ulceraciones o se presenten induradas y poco móviles. Se debe tener en cuenta qué si las lesiones persisten, no mejoran luego de realizar algún tratamiento o el paciente presenta compromiso de su sistema inmune, lo indicado es realizar la biopsia y la valoración por el patólogo.

¿Hay tratamiento para el hombre?

Hay tratamiento para ambos sexos cuando hay lesiones sintomáticas o factores que pueden aumentar la presencia de más lesiones. Las personas sexualmente activas tienen mayor riesgo en que las lesiones vuelvan a recurrir. Las opciones de tratamiento se adecuarán de acuerdo con el número, tipo y localización de las lesiones, lo cual será adecuado por su especialista y el mismo paciente.

¿Existe forma de prevenirlo?

En las personas sexualmente activas, deben disminuir los factores de riesgo y utilizar métodos de barrera (teniendo claro que no son infalibles). Los niños varones que no han iniciado vida sexual, pueden ser valorados por el urólogo y determinar el uso de la vacuna para los tipos más frecuentes de VPH, disminuyendo de esta manera el riesgo de la aparición de verrugas y la transmisión del virus.

Debido a que es una enfermedad prevalente en las parejas, y quien principalmente consulta son las mujeres, debe hacerse conciencia de la necesidad e importancia cardinal de la valoración en el varón, ya que es un padecimiento altamente prevalente. Así mismo, recalcar que ya hay vacunación en los niños, por lo cual los padres deben buscar consejo y orientación para sus hijos.

REFERENCIAS

Meites E, Kempe A, Markowitz LE. Use of a 2-Dose Schedule for Human Papillomavirus Vaccination — Updated Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:1405–1408.

Gillison ML, Chaturvedi AK, Lowy DR. HPV prophylactic vaccines and the potential prevention of noncervical cancers in both men and women. Cancer 2008; 113(10 Suppl):3036-3046.

American Sexual Health Association. What Men Should Know. www.ashasexualhealth.org

National Cancer Institute. Human Papilloma Virus Vaccines. www.cancer.gov

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR