fbpx
Tratamiento nutricional para el control de la Diabetes

Tratamiento nutricional para el control de la Diabetes

Para comprender la diabetes, es importante entender dos conceptos clave.
La Insulina: Es una hormona producida por el páncreas que controla la glucosa.

Transporta el azúcar desde la sangre hasta las células.
La Glucosa: Es un azúcar que es utilizado por los tejidos como forma de energía o combustible.

Por otro lado, es igual de importante entender el proceso normal por medio del cual los alimentos son descompuestos y empleados por el cuerpo como energía. Varias cosas suceden cuando se digiere el alimento:

  • La glucosa, que es fuente de energía para el cuerpo, entra en el torrente sanguíneo.
  • El páncreas produce insulina, cuyo papel es transportar la glucosa del torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas, donde puede utilizarse como energía. Por lo que entendiendo esto pasamos a la definición de la Diabetes.

¿Qué es la Diabetes Mellitus?

Es un desorden metabólico crónico que se caracteriza por niveles elevados de glucosa en la sangre. Ocurre cuando el cuerpo produce muy poco o nada de insulina, o cuando las células no responden apropiadamente a la insulina que se produjo y es una enfermedad irreversible.

Normalmente se diagnostica después de sufrir algún síntoma que indica que algo anda mal, por ejemplo: Hiperglicemia (Aumento de azúcar en sangre) que produce visión borrosa, falta de respiración, nausea y vómitos, boca seca, mucha sed y orina frecuente; hipoglicemia (Disminución del azúcar en sangre) y ketoacidosis, que producen mareos, hambre, dolor de cabeza, cansancio, irritabilidad, confusión o falta de concentración.

Hay tres grandes tipos de diabetes, los cuales son:
1. Diabetes tipo 1 (Insulinodependiente): Generalmente se diagnostica en la infancia. En esta enfermedad, el cuerpo no produce o produce poca insulina y se necesitan inyecciones diarias de esta hormona.

2. Diabetes tipo 2 (No insulinodependiente): Generalmente se presenta en la edad adulta. El organismo de las personas con diabetes II produce una cantidad insuficiente de insulina, por lo que deben complementar su estilo de vida, con medicamentos para mantener estables los niveles de glicemia.

El tener diabetes tipo 2 aumenta el riesgo de desarrollar muchas complicaciones serias. Algunas de las complicaciones de la diabetes tipo 2 incluyen: Enfermedad cardíaca (Enfermedad cardiovascular), ceguera (retinopatía), lesiones nerviosas (Neuropatía) y daño renal (Nefropatía).

3. Diabetes Gestacional: Se da durante el embarazo y luego generalmente es reversible, sin embargo la madre tendrá 2 de 3 posibilidades de volver a padecer diabetes gestacional en futuros embarazos. Un 4% de las mujeres embarazadas la padecen.

Tratamiento nutricional

1. Los principales objetivos nutricionales del paciente diabético consisten en mantener niveles normales de:

Hemoglobina Glicosilada (Se usa para medir el control de la glicemia durante 3 meses y puede dar un buen cálculo aproximado de qué tan bien se ha manejado la diabetes).
Presión Arterial.
Colesterol 2. Deben llevar una dieta balanceada: Es importante tener en cuenta la cantidad y calidad de los alimentos, especialmente de los carbohidratos, porque tienen un mayor efecto en los niveles de glucosa sanguínea.
Es por esto que para mantener niveles de glicemia normales, los pacientes deben llevar un conteo de carbohidratos y escoger los que tengan menor índice glicémico. En cuanto a las carnes es preferible las blancas, pescado y mariscos (3 veces por semana).

Preferir grasas mono y poliinsaturadas (Aceite de oliva crudo, aguacate, aceitunas, nueces y semillas) y evitar las grasas saturadas (Mantequilla, mayonesa, crema) y trans (Comida frita, alimentos procesados).

Es importante el consumo de frutas (2 porciones aproximadamente) y verduras por el beneficio de las vitaminas, minerales y antioxidantes que proporcionan.

Se recomienda un consumo de 25-30 gramos de fibra la día, la cual ayuda a mejorar la digestión, controlar los niveles de glicemia y colesterol, entre otros. 3. Estar pendiente del Índice Glicemico (IG) de los alimentos: El IG es la capacidad que un alimento tiene para elevar los niveles de glucosa.

Los pacientes con diabetes deben consumir alimento con bajo IG, por ejemplo: Panes y cereales integrales, granos enteros, leguminosas, frutas con cáscara y vegetales. Evitar alimentos con IG elevado, como: Harinas refinadas (Arroz, pan blanco, galletas), azúcares, vegetales harinosos y jugos de frutas.

Recomendaciones

  • Planeamiento de las comidas y control del peso.
  • Realizar 30 minutos de ejercicio diariamente. Es particularmente importante para las personas diabéticas, porque ayuda a controlar la glicemia, a perder peso y controlar la hipertensión arterial.
  • Monitorearse la glicemia con regularidad (Mínimo 1 vez al día).
  • Tomarse las medicinas que el doctor le prescriba estrictamente.
  • Utilizar edulcorantes en lugar de azúcar refinada.
  • Mida la glicemia antes y después de comer algún alimento que contenga azúcar, para ver si es necesario que ajuste los niveles de insulina o medicamentos.
  • Es permitido el consumo de bebidas alcohólicas, “pero” con moderación y sólo cuando tenga controlada la glicemia.
  • Visite un nutricionista que pueda explicarle lo que debe y no debe comer y ajustarle los carbohidratos en la dieta para que tenga un estilo de vida saludable. Las personas con diabetes pueden llevar una vida larga y sana una vez lleven un tratamiento medico–nutricional para controlar los niveles de azúcar en la sangre y prevenir los síntomas.
Ir arriba