Sustitutos del Azúcar

por Licda. Ana Lucía Velásquez

En la actualidad es más común que: bebidas, postres, goma de mascar, productos horneados, gelatinas, edulcorantes de mesa, encurtidos de pepinillos y otros alimentos, sean endulzados con sustitutos de azúcar, debido a que la industria de alimentos y bebidas está reemplazando de forma creciente el azúcar o el jarabe de maíz, por edulcorantes artificiales en muchos productos que, tradicionalmente, contenían azúcar.

Un sustituto de azúcar es un aditivo para los alimentos que tiene un sabor dulce, pero que proporciona menos calorías que el azúcar común.

Con todos los efectos dañinos para la salud relacionados con el azúcar refinada y el jarabe de maíz de alta fructosa, muchas personas se preguntan: ¿qué es realmente seguro para endulzar los alimentos y bebidas? Por lo que es importante informarse sobre cada uno de los edulcorantes presentes en los alimentos que consumimos día a día, y poder realizar selecciones más saludables.

Se denominan alcoholes de azúcar por tener una estructura química similar al alcohol y al azúcar, pero no son ninguno de estos dos. Son tan dulces como el azúcar y contienen menos calorías, pero no son libres de calorías, por ejemplo: 1 gramo de maltitol aporta 2 calorías, 1 gramo de Xilitol aporta 2.4 calorías, y un gramo de sorbitol aporta 2.6 calorías, mientras el azúcar aporta 4 calorías por gramo. Una razón por la que los alcoholes de azúcar tienen menos calorías que el azúcar, es debido a que no son absorbidos completamente por el organismo. Por lo que consumir muchos alimentos que contienen alcoholes de azúcar puede causar gas abdominal y diarrea.

El maltitol, un alcohol de azúcar muy común, aumenta el azúcar en la sangre, casi tanto como el almidón de las patatas, por lo que personas con diabetes pueden consumirlo, pero deben evitar abusar de él. El xilitol es la opción más saludable. La FDA ha determinado que los alcoholes del azúcar no son perjudiciales para el consumo humano.

Las razones por las que ha incrementado el uso de edulcorantes son:

  • Su poder endulzante es mayor que el azúcar, por lo que a las industrias les favorece en función de costos.
  • La demanda de productos con menor o nulo aporte calórico que ayuden a perder peso.
  • Puede ayudar al mantenimiento de peso a largo plazo, debido a que los edulcorantes bajos y sin calorías ayudan a que las dietas reducidas en calorías sean más sabrosas.
  • Cuidado dental: los sustitutos del azúcar son “amigables” para los dientes, puesto que no son fermentados por la microflora de la placa dental y no producen caries.
  • Existe mayor demanda de productos sin azúcar para personas diabéticas, que tienen dificultad para regular sus niveles de glucosa sanguínea y quieren disfrutar de una alimentación más variada que incluya alimentos dulces.

Los sustitutos de azúcar se dividen en:

  • Alcoholes de azúcar
  • Endulzantes naturales
  • Endulzantes artificiales.

Son tan dulces como el azúcar y contienen menos calorías, pero no son libres de calorías.

Edulcorantes Artificiales Sucralosa: es un edulcorante 600 veces más dulce que el azúcar común y es estable al calor, por lo que puede utilizarse para cocinar. Este edulcorante lo pueden utilizar mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, niños y personas diabéticas. Está permitida en más de 40 países alrededor del mundo.

Acesulfame k: es un edulcorante 200 veces más dulce que el azúcar común y como es metabolizado por el cuerpo, no contribuye con calorías a la dieta. Esta permitido en más de 90 países alrededor del mundo.

Aspartame: este edulcorante es 200 veces más dulce que el azúcar común y tiene sabor agradable, aporta 4 calorías por gramo. Este edulcorante ha sido muy controversial, ya que su consumo a dosis altas ha sido relacionado con cáncer cerebral, sin embargo, no hay investigaciones concluyentes y está aprobado por la FDA (Food and Drug Administration). Su uso está permitido en más de 100 países alrededor del mundo. Se ha encontrado evidencia científica que demuestra que el aspartame empeora la sensibilidad a la insulina en un grado mayor que el azúcar.

Sacarina: Es un edulcorante 300 veces más dulce que el azúcar común. Su uso ha sido controversial a causa de que se ha encontrado que este edulcorante causa cáncer en ratas por un mecanismo que NO se encuentra en humanos.

La sacarina puede ser consumida con moderación por niños y personas diabéticas, pero no se recomienda en embarazadas porque atraviesa la placenta. Está permitida en más de 100 países alrededor del mundo.

Edulcorantes Naturales Stevia: es un edulcorante cero calorías, extraído de la planta Stevia Rebaudiana.

Es 200 veces más dulce que el azúcar común. Es un edulcorante seguro, lo pueden utilizar niños, diabéticos, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.

En algunos países no es considerada un edulcorante, sino un suplemento nutricional. Es importante conocer que no se puede decir lo mismo del sustituto de azúcar llamado Truvia, que hace uso solo de ciertos ingredientes activos y no de toda la planta, ya que la planta contiene diferentes compuestos activos y cada compuesto es metabolizado de manera diferente: Para obtener los beneficios debe utilizarse toda la planta.

Diversos estudios han mostrado que los edulcorantes artificiales afectan la sensibilidad a la insulina e incrementan el apetito. Aunque aún queda mucho por investigar sobre los sustitutos de azúcar, si se utilizan con moderación, tomando en cuenta las precauciones mencionadas previamente, los edulcorantes pueden ser de utilidad en el manejo de una dieta con menor aporte calórico o una dieta en la que no se desee incluir azúcares, para conservar un peso adecuado y niveles de glucosa más cercanos a lo normal.

Se recomienda consumir productos naturales y evitar todo lo artificial para conservar una salud óptima, por lo que es preferible utilizar edulcorantes naturales o alcoholes de azúcar, que son más seguros. El más seguro es Stevia ciento por ciento natural y proveniente de la planta entera.

Ahora antes de consumir un producto, es importante que lea su composición e identificar el tipo de sustituto de azúcar que contiene (pues generalmente se utilizan mezclas de estos), independientemente que afirmen no contener calorías o no contener azúcares, de esta forma podrá seleccionar productos más saludables.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, así recibirás nuevos artículos y más información exclusiva para los amigos de Relevancia Médica.¡Mantengámonos actualizados!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR