fbpx
Endometriosis y la importancia de un tratamiento nutricional

Endometriosis y la importancia de un tratamiento nutricional

¿Qué es Endometriosis?

La endometriosis consiste en la presencia ectópica de glándulas endometriales y células estromales fuera de la cavidad uterina (principalmente en ovarios y superficies de órganos internos de la cavidad pélvica). Según la Revista Medicina de Colombia y estudios realizados en otros países, se presume que la prevalencia de endometriosis en mujeres va del 2% al 22%.

El desarrollo de la endometriosis tiene varias teorías, sin embargo, la más aceptada se denomina “menstruación retrógrada”, en el que es un reflujo del fluido menstrual a través de las trompas de Falopio hacia la cavidad abdominal. Los fragmentos del endometrio se adhieren a las estructuras interiores del abdomen, en especial paredes del peritoneo y ovarios para comenzar la formación de lesiones.

Síntomas

Las mujeres con endometriosis tienden a presentar dolores en la región de la pelvis

Las mujeres con endometriosis tienden a presentar dolores en la región de la pelvis, dismenorrea (mucho sangrado en la menstruación), fatiga, entre otras.

Tratamiento Nutricional

Los objetivos del tratamiento nutricional de la endometriosis son: disminuir las molestias, reducir la inflamación y evitar el desgaste metabólico.

Vitaminas

Vitamina D Endometriosis

Entre las vitaminas que debe contener el plan de alimentación para las pacientes con endometriosis se encuentran:

  • Vitamina D: la suplementación con vitamina D, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de las mujeres, disminuyendo así las molestias de la endometriosis. Las dosis tienden a ir de 400UI a 1000UI al día.
  • Vitamina C y E: Ambas vitaminas ayudan a disminuir el estrés oxidativo que se produce por la inflamación de la endometriosis.
  • Vitaminas del complejo B: Muchas mujeres han estado sometidas a tratamientos largos, que generalmente incluyen hormonas que disminuyen o repletan al cuerpo de vitaminas como del complejo B; las cuales ayudan como cofactor para la producción de ácidos grasos Omega 3, necesarios para reducir la inflamación.

Minerales

Magnesio: Es un regulador de hormonas, disminuye los calambres y espasmos musculares.

Zinc: Es regulador del sistema inmunológico y antiinflamatorio.

Selenio: Es antiinflamatorio, fundamental para la producción de progesterona (hormona que contrarresta el estrógeno).

Otros nutrientes

Omega 3: Es un precursor de prostaglandinas antiinflamatorias, regulando así la inflamación del endometrio. La dosis recomendada de ingesta de omega 3 oscila entre 1000 y 3000 mg de EPA/DHA.

Probióticos: Estos ayudan a mejorar la salud digestiva, las mujeres con endometriosis tienden a padecer de estreñimiento y gases. Los probióticos ayudan a disminuir alergias, inflamación, reflujo y gastritis entre otras.

Cúrcuma: Disminuye los niveles de estrógeno local en lesiones de endometriosis, además que es antioxidante y antiinflamatorio.

Melatonina: La melatonina tiene propiedades antiinflamatorias y reguladores de estrés oxidativo.

Se han obtenido resultados positivos, al momento de utilizar estos suplementos vitamínicos en pacientes femeninas, siempre acompañados de un plan de alimentación enfocado en sus necesidades de macro y micronutrientes con actividad física diaria.

Un estilo de vida saludable, bajo supervisión profesional y estructurado de forma individual, además de ser una alternativa segura, es un método de prevención. Tanto hombres como mujeres sufren cambios hormonales y físicos a lo largo de la vida, siendo complejo la mayoría de las veces encontrar el detonante que alivie y mejore su condición, por lo que cuidar de su salud y prevenir enfermedades a través de la alimentación, siempre va a ser su mejor opción y el camino más certero.

Ir arriba