fbpx

Bienestar y salud mental, el éxito de las empresas

El bienestar y salud mental de las personas son cada vez más, una prioridad para lograr el éxito en las empresas.

La armonía que confluye entre la humanidad, su entorno, su espíritu, sus emociones, sus semejantes, su historia, su ambiente, los animales, las plantas y hasta los cuerpos celestes y  seres inertes, provoca un estado de bienestar emocional, espiritual, psíquico y social que, en resumen, es la salud mental, tan importante, como la salud física, por lo que es vital cuidarla desde la niñez. Ella determina nuestras decisiones, comportamiento, estado del humor, las relaciones, las creencias, prejuicios, conceptos e ideas, manejo de emociones, la forma de pensar, sentir y actuar frente a las distintas situaciones de vida, influyendo como consecuencia, en nuestra salud integral.

Causas de alteración de la salud mental

Gozar de buena salud mental, no significa que, al igual que sucede con la salud física, esta no puede cambiar en mayor o menor grado en el futuro, por lo que se aconseja que desde temprana edad se aprendan técnicas de relajación, pausas activas, desarrollar la gratitud, la ayuda mutua y la capacidad de disfrutar de las cosas sencillas de la vida.

salud mental desde la niñez

Existen diferentes causas que pueden ocasionar la alteración de la salud mental, entre ellas:

  • Maltrato físico o psicológico, abuso sexual, bullying, mobbing laboral.
  • Duelo ante la pérdida de un bien, una mascota o un ser querido.
  • Enfermedades, incapacidades, defectos físicos, no cumplir con ciertos estándares de belleza.
  • Hábitos o vicios como el consumo de drogas, alcohol u otras sustancias. 
  • Dietas exageradas o consumo excesivo de productos para dormir, o bien para mantenerse despierto, y también aquellos que dicen modificar la apariencia física.
  • Sedentarismo o exceso de actividad física.
  •  Falta de trabajo o sentirse improductivo en la vida.
  • Niveles alterados de las llamadas hormonas de la felicidad:  endorfinas, oxitocina, serotonina y dopamina.
  • Factores genéticos y/o factores hereditarios.
  • Situaciones de vida permanentes o temporales, como falta de disponibilidad económica, amenazas, fracaso en algún negocio o emprendimiento, enfermedades propias o de familia cercana, entre otras.

Síntomas de alteración de la salud mental

Los primeros síntomas suelen ser la falta/exceso de apetito, o la modificación de los hábitos de sueño; sin embargo, con el tiempo se desarrollan otros, como:

  • Aislamiento social, falta de interés por el entorno.
  • Trastornos psicosomáticos, hipocondría.
  • Desesperanza, depresión, confusión, ansiedad, nerviosismo continuo, sensación de temor.
  • Cambios repentinos de carácter o estado de ánimo.
  • Lesiones físicas autoinfligidas.
  • Falta de concentración, pensamientos erráticos, recuerdos negativos fijos, revivir de manera irracional y voluntaria situaciones negativas o dolorosas del pasado, revivir o mantener rencores y algunas veces recrearse en ellos, pensamientos negativos fijos.
  • Mitomanía.
  • Problemas del habla (velocidad, pronunciación, tartamudeo).
  • Otros problemas más preocupantes como lo son, el consumo de sustancias como drogas o alcohol, así como alucinaciones, pensamientos suicidas, distorsión de la realidad.
Síntomas de alteración de la salud mental

Cuando los problemas mentales inician, el ser humano está en capacidad de darse cuenta de que algo anda mal y es importante buscar ayuda psicológica de forma inmediata.

¿Cómo afecta en lo laboral?

Los problemas de salud mental impactan directamente sobre la productividad del talento humano; es por ello que, las empresas más desarrolladas, conocen que en los últimos dos años se ha deteriorado muchísimo el balance a existir entre la actividad laboral, la actividad familiar, el descanso reparador y la sana distracción, por lo  que deben invertir en cuidar de sus colaboradores.  Lejos ha quedado ya la idea de exprimir al trabajador; ello no conduce a nada bueno para ninguna de las partes.

Someter a los empleados a un stress continuo en nombre de la productividad, es una estrategia totalmente equivocada y más aún, cuando éste se ha incrementado exponencialmente a raíz de la pandemia; pues uno de sus colaterales es la afectación del bienestar de quienes trabajan en forma remota, ya que hay constantes reuniones virtuales que dejan altos volúmenes de tareas por hacer.

Las jornadas laborales se han extendido, por incontables llamadas de clientes, colegas y jefes, los innumerables mensajes por WhatsApp, el volumen de correos electrónicos y, si a esto le sumamos el cuidado de niños en casa estudiando también en forma remota, el que hacer se multiplica.

 Muchas veces toda la familia interactúa en sus diferentes tareas en el mismo horario y ambiente, con un  mal servicio de internet, el lidiar con los quehaceres del hogar, escuchar las malas noticias, preocuparse por despidos laborales, cuidar de la mascota, y como esto, otra larga lista que provoca que la carga emocional y mental sea fuerte.

Lo anteriormente mencionado lleva a las empresas socialmente responsables a prevenir,  ayudando a mantener el bienestar de sus trabajadores; no obstante, no todas consideran que estos aspectos sean de su incumbencia.  ¡Nada más lejos de la realidad!

Tan solo abrir un espacio para conversar acerca de las dificultades que cada uno viene afrontando en la actual situación, logra descargar en parte el peso que hay sobre los hombros.  Sin embargo, por temor a ser mal juzgados si muestran vulnerabilidad, muchos prefieren no hablar y esto ocurre porque no se ha creado el óptimo clima de confianza que debiera existir entre empleador y colaborador.

Debiera ser motivo de especial atención en las empresas, el cuidado de sus mejores empleados y de los puestos clave, que son los que principalmente están sometidos a cargas mentales más extremas pues han estado dispuestos, desde antes de la pandemia, a esforzarse y exigirse al límite, muchas veces más allá de sus capacidades y ante los nuevos requerimientos y esfuerzos actuales, terminan, con el llamado burn-out.  ¿Es esto necesario y útil para alguien? definitivamente no.

La comunicación

Se recomienda mantener por lo menos tres reuniones virtuales a la semana, destinando una de ellas a temas personales; no perder el contacto de los equipos de trabajo es vital para prevenir los problemas mentales, pero también para generar la confianza que da la cercanía y encontrar soluciones a problemas que puedan estarse gestando.

Bienestar y salud mental, el éxito de las empresas

Que el equipo de trabajo tome un tiempo libre, para atender temas personales durante la semana, es una buena estrategia para mejorar la eficiencia al disminuir la carga de stress y aumentar la identificación y lealtad hacia la organización.

Base legal

Importante es, también, que los departamentos de Recursos Humanos conozcan la normativa legal del país, especialmente lo concerniente a Seguridad Industrial y Salud Ocupacional, ocupándose  de generar actividades voluntarias de integración de diferente índole para los trabajadores, por ejemplo, ejercicio físico, clases de baile, concurso de fotografía, concurso de dibujo, concurso de prosa o verso, noche de talentos y otras.  También RRHH, debe actualizar continuamente sus conocimientos para encarar aquellas condiciones de trabajo que pueden afectar la salud mental de los trabajadores, como lo son:

  • Ruido excesivo.
  • Temperaturas más bajas de 20 grados o más altas de los 24 grados.
  • Iluminación defectuosa o escasa.
  • Poca ventilación
  • Olores desagradables.

Concluyendo, la empresa que desee mantener su eficiencia y el compromiso de sus trabajadores debe ocuparse de la salud mental de los mismos o, como alternativa, tendrá un caos a corto o mediano plazo.

0/5 (0 Reviews)

También te puede interesar

Almas guerreras
Monica Icuté Velásquez

No dejar a nadie atrás

No dejar a nadie atrás, es el lema del Día Mundial de la Alimentación 2022, aunque no lo consideremos de

Salud financiera
María del Rosario Flores de Arango

Talento Humano y Salario Emocional

El Covid 19 representa un antes y un después, especialmente en la Gestión de Talento Humano y se han convertido

Planificar para administrar
Salud financiera
Dr. René Fonseca Borja

Planificar para administrar

Planificar adecuadamente, nos permite tener un punto de arranque, al conocer qué y cómo vamos a administrar los recursos con

Ir arriba