fbpx
El ejercicio, su importancia y su razón

La importancia y razón de hacer ejercicio

El ejercicio es una actividad que se ha convertido en una necesidad a mediano, corto y largo plazo. Practicar algún deporte o actividad física es lo más recomendado por todos los médicos y conocedores de la salud. Muchas razones nos pueden llevar a hacer ejercicio y el resultado será siempre: una buena salud, bienestar físico, mental y estabilidad emocional.

¿Qué debo tomar en cuenta al decidir hacer ejercicio?

Hay preguntas claves, que no debemos pasar por alto al tomar la decisión de practicar alguna disciplina:

  • ¿Qué ejercicio hacer?
  • ¿Qué ejercicio es el que me conviene?
  • ¿Dónde lo hago?
  • ¿Con quién lo hago?
  • ¿Cómo lo hago?

Y es ahí donde empiezan entonces los contratiempos. Más que instalaciones modernas, amplias, variada por mencionar algunos detalles que usualmente se toman en cuenta, es primordial ser entrenado y guiado por una persona calificada y certificada. Dar una clase en un gimnasio no es dar un show de habilidades personales, es conocer al alumno por nombre y objetivos. Es entenderlo y guiarlo. Muchas veces un alumno o alumna con mucha ilusión se inscribe a un gimnasio, entra a cuanta clase hay, hace 2, 3 horas diarias, y a los dos meses frustrado o frustrada se resigna a no haber logrado su meta; abandona el lugar y empieza a buscar otro sitio y así,  pasa de un centro a otro. Esa es hoy la realidad de muchas personas.

Razones para hacer ejercicio

Razones para hacer ejercicio hay muchas, en términos generales las principales son; por el tema del peso y adelgazar, para mejorar la salud, y muchas veces lo tenemos que hacer por prescripción médica, aunque no queramos hacerlo.

La importancia y razón de hacer ejercicio

Las cosas han cambiado, conociendo los beneficios del ejercicio, nos mandan a hacerlo para liberar estrés, para fortalecer el sistema respiratorio, el sistema circulatorio, en fin, por muchas y variadas razones, siempre en pro de una salud y bienestar integral. Entonces viene el paso de elegir dónde hacer el ejercicio y lo más importante, qué ejercicio hacer, es aquí donde lo debemos determinar teniendo a nuestra disposición un lugar especializado para el efecto, con el equipo indicado, el personal calificado y la modalidad acorde a mi requerimiento. Y esa es la importancia entonces de elegir bien.

¿Cómo elegir un lugar para hacer ejercicio?

Cuando busquemos un lugar para entrenarnos, investiguemos si las personas que nos darán las clases o en las que pondremos nuestro proyecto en sus manos, están calificadas para atendernos. De nada nos sirve las maquinas más complejas, de nada nos sirve 3, 4 ó 5 horas en el gimnasio si no hacemos lo que realmente necesitamos, y por esto, se vuelve más importante el elegir quién nos entrena. La salud, la alimentación, el ejercicio, el estar bien todo va de la mano.

La importancia y razón de hacer ejercicio

Un instructor en una clase de Spinning por ejemplo, desde la primera canción puede ser el obstáculo principal para que fracase el entrenamiento de alguien que quiere bajar de peso y si le ponen a trabajar en altas intensidades, jamás estará en zona de quema de calorías, y por el contrario si a una persona le recomiendan hacer el ejercicio por problemas de presión alta y fortalecimiento del corazón y le ponen a trabajar en altas intensidades saldrá peor que cuando llegó. Incluso hasta una clase de baile puede ser contraproducente, como en el caso de una persona que tenga molestias en una rodilla o tenga algún problema de circulación.

Diferencia entre ejercicio aeróbico o anaeróbico

Los expertos no tienen duda de que el ejercicio físico mejora la calidad de vida, porque, según dicen, tiene consecuencias físicas y psíquicas, previene enfermedades, optimiza el estado físico, y las funciones cardíaca y muscular. Para perder peso, tienes que quemar calorías a un ritmo mayor del que las consumes. Pero el tipo de calorías que tu cuerpo quema es muy importante: ya sean calorías aeróbicas o anaeróbicas.

El ejercicio aeróbico quema calorías de grasa, así como tu cuerpo respira oxígeno. Actividades de baja intensidad incluyendo caminar ayudan a quemar grasa, con estas las necesidades de energía de tu cuerpo aumentan más que el consumo de oxígeno, tu cuerpo comienza a quemar calorías anaeróbicas.

La importancia y razón de hacer ejercicio

El ejercicio anaeróbico quema calorías de glucosa mediante la conversión del almidón almacenado en los músculos conocido como glicógeno. Dado que esto no requiere de oxígeno, las calorías anaeróbicas se utilizan en actividades muy extenuantes, por un período breve. La acumulación de ácido láctico como resultado de la actividad anaerobia produce una sensación de quemazón en el músculo. Esto significa que se quema glucógeno, no grasa. ¡No debes permitirlo!

Así que es obvio que, a fin de perder grasa al máximo, debes concentrarte en las actividades aeróbicas en lugar de las actividades anaeróbicas. La gran pregunta ahora es, ¿cuáles son las actividades aeróbicas y cuáles las anaeróbicas?

El significado literal de la palabra aeróbica es “con oxígeno” o “en presencia de oxígeno». El ejercicio aeróbico es cualquier actividad que utiliza grandes grupos musculares, se puede mantener continua durante un largo período de tiempo y es de naturaleza rítmica.

Una actividad aeróbica entrena el corazón, los pulmones y el sistema cardiovascular para procesar y suministrar oxígeno con mayor rapidez y eficiencia a todas las partes del cuerpo.

Como el músculo, el corazón se vuelve más fuerte y más eficiente, una mayor cantidad de sangre puede ser bombeada con cada latido. Un menor número de latidos son entonces necesarios para transportar oxígeno rápidamente a todas las partes del cuerpo. Un individuo puede entrenar aeróbicamente más tiempo, con más energía y lograr una recuperación más rápida al final de la sesión aeróbica.

Nuestros objetivos determinarán qué hacer. Hacer ejercicio bien hecho es la idea principal. Es importante e imprescindible saber cómo funciona nuestro organismo y conocer dónde quemamos y dónde no quemamos calorías, según nuestro corazón de una manera individual. 

Ir arriba