fbpx
La Diabetes puede ser tu compañera de vida

La Diabetes puede ser tu compañera de vida, pero la vida, sigue siendo tuya

0

Las estadísticas a nivel mundial indican que cuatro de cada diez personas tienen diabetes, sin embargo, solo la mitad sabe que la padece. En el año 2000 según la OMS, el total de diabéticos era de 175 millones alrededor del mundo, comprendidos entre los 35 a 64 años. Se calcula al menos 366 millones para el año 2030.

Es muy frecuente que los diagnósticos se realicen de forma tardía, por lo que el 60% de los casos llevan un mal control al tener la enfermedad en un grado sumamente avanzado, razón por la cual, consecuencias como: la ceguera, la amputación de miembros y la falla renal terminal, son más comunes de lo que nos imaginamos.

Si vemos todo este entorno, los datos son desalentadores, la Diabetes cobra cada vez más vigencia y, por consiguiente, lejos de alarmarnos, hemos empezado a verla como algo normal, no la consideramos como lo que realmente es, una muerte silenciosa que nos roba la vida, llena de dulzura.

Foto: Getty Images

Sin embargo, como en todo, siempre hay historias y personas que nos hacen recordar, que hay oportunidades para triunfar y dejar a la humanidad un legado que valga la pena, a pesar de las circunstancias adversas, tal es el caso de Steve Jobs, un personaje, en mi opinión misterioso, que, sin valerse de su condición de salud, siendo paciente diabético desde que era niño, es un referente de inteligencia, habilidad para los negocios y, sobre todo, persistencia.

Hasta el día de hoy, existe poca información acerca de cómo vivió con su enfermedad, pero, sabiendo que es el Páncreas el que produce la Insulina y conocer que el cáncer que padeció sus últimos años de vida se originó precisamente en este órgano, podemos deducir que finalmente la Diabetes cobró su factura.

Su historia de vida y el enfoque que perseguía a través de sus conferencias y aportes a la ciencia, no eran bajo la imagen de un pobre enfermo que inspirando lástima llamara la atención, e hiciera de su enfermedad un negocio, todo lo contrario, a través de su imperio fomentó el trabajo y alentó a las personas a apostarle a los sueños, motivó a todos aquellos que llenos de capacidad y empuje, aun cuando no disfrutaran de títulos universitarios o grandes apellidos, hicieran de sus capacidades su potencial, e hicieran de su nombre, una historia perdurable.

Al igual que resguardó detalles de su enfermedad, por mucho tiempo y en secreto, trabajó en la creación de un dispositivo que ayudara a los pacientes diabéticos a monitorear la glucosa las 24 horas del día, esto fue anunciado por Apple un año después de su muerte y hoy, estamos a la espera de que sea realidad, a través del Apple Watch, demostrándonos con esto, como discretamente, hasta el último momento de su vida, puso su esfuerzo en dejar valor y nuevas oportunidades para aquellos que seguramente sin hacer alarde, así como él, libran la batalla contra la Diabetes.

Apple Watch mide la glucosa

Podríamos, en este artículo, hablar sobre la mejor alimentación indicada para diabéticos, los últimos descubrimientos y avances en medicamentos, o bien seguir enfatizando en que la Diabetes también es un pandemia y que le compete a la sociedad en general, no solamente a quien la padece, insistir que es uno de los tantos entes a los que los gobiernos deben poner atención con urgencia y que económicamente está poniendo en desventaja a los sistemas de salud a nivel mundial, pero todo esto, deja de cobrar sentido, cuando no empezamos por el sujeto más importante de toda la fórmula, la persona, pues detrás de cada paciente hay sobre todo una persona.

Que la Diabetes no te quite la vida

Una persona, tienen derecho a soñar, a lograr y alcanzar sus metas, una persona tiene el deber de dar lo mejor de sí, dejando una huella que prevalezca a lo largo de los años, una persona a diferencia de los animales razona y decide por sí misma. Hoy, hacemos un llamado a todas esas personas alrededor del mundo, pero especialmente a las personas con Diabetes, enfoquémonos en todo lo que podemos y tenemos, en todo lo bueno y valioso que la vida nos regala todos los días y que así como la Diabetes nos depara y seduce a una muerte silenciosa, al igual que Steve Jobs, la enfrentemos valiéndonos de nuestra fuerza interior y todas nuestras capacidades, le declaremos una guerra, en donde seamos los grandes vencedores.

Hoy elevamos nuestra voz y te recordamos, que, “La Diabetes puede ser tu compañera de vida, pero la vida sigue siendo tuya” y eres tú, quien decide cómo vivirla.
Mónica Icuté

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR