ME HAN SOLICITADO UN ERCP

por Relevancia Médica

Dr. Jahir Quiroa Sánchez
Cirugía General, Laparoscopía y Endoscopía Avanzada

Colangiopancreatografía Retrograda Endoscópica, CPRE, o por sus siglas en ingles ERCP.

ENTONCES ¿QUÉ ES LA CPRE?

Es un estudio que se utiliza para tratar problemas de los conductos biliares y pancreáticos.

Es a su vez diagnóstico y terapéutico; en el que se emplea la endoscopia y el uso de un equipo especial de Rayos X, fluoroscopia que permite ver imágenes en tiempo real con la ayuda de un medio de contraste que se inyecta en los conductos.

Ahora los conductos biliares y pancreáticos.

Como su nombre lo indica son conductos o tubos, por los cuales pasan líquidos de un lugar a otro.

Los conductos biliares, pasan bilis.

La bilis es un líquido verdoso, que sale del hígado a través del conducto hasta el duodeno, que es la primera parte del intestino delgado.

La bilis sirve para que se puedan digerir las grasas. Esta se almacena en la vesícula biliar y cuando se necesita que se libere al intestino, se abren las válvulas (o esfínteres, ámpula de Váter) del conducto biliar externo o colédoco y al mismo tiempo contracción de la vesícula.

Por el conducto pancreático, pasa el jugo pancreático; que contiene enzimas que también intervienen en la digestión de grasas, y de otros como los carbohidratos y las proteínas. Este también llega al colédoco.

¿CUÁNDO SE USA LA CPRE?

Como les comentaba un poco antes, puede ser diagnóstico y terapéutica la indicación.

  • Ictericia (color amarillento del cuerpo)
    Cálculos
    Tumores
  • Coledocolitiasis (cálculos en el conducto colédoco)
  • Infección Colangitis
  • Inflamación Pancreatitis
  • Disfunción de los Esfínteres
  • Post Cirugía

¿QUÉ RIESGOS TIENE EL PROCEDIMIENTO?

Como todo procedimiento endoscópico, con el uso de medio de contraste y la manipulación de los conductos pancreáticos y biliares tenemos riesgo de presentar las siguientes situaciones:

  • Pancreatitis.
  • Hemorragia.
  • Perforación .
  • Colangitis (infección).

El porcentaje global de estas oscila entre 4 al 16 % y la hospitalización puede llegar a ser necesaria.

Se debe estar atento a cualquiera de los siguientes síntomas después de realizado el procedimiento:

  • Fiebre
  • Nausea
  • Dolor para tragar, en el pecho o el abdomen
  • Defecar heces negras o sanguinolentas

¿CÓMO SE REALIZA UNA CPRE?

Luego de ser evaluado el paciente, se revisan los estudios de gabinete.

Exámenes de sangre y de imágenes que se hayan practicado previos.

El paciente debe presentarse a la unidad de endoscopia con ayuno de al menos 8 horas.

Si tiene alguna enfermedad asociada se le darán indicaciones especiales a su caso.

La CPRE es un estudio en el cual, bajo anestesia (sedación); se introduce el video-duodenoscopio, que es un aparato en forma de tubo, con un cámara en la punta de la parte lateral, que envía imágenes a una pantalla.

Además, este insufla aire para poder distender el intestino y poder observar las estructuras.

Se introduce el endoscopio por la boca, pasa el esófago, estómago y llega al duodeno, hasta la segunda porción donde se encuentra el ámpula de Váter (orificio de salida del conducto colédoco, donde están las válvulas).

Se canula el orificio, con instrumentos especiales se inyecta medio de contraste hidrosoluble y se observan los conductos con el uso del fluoroscopio.

INSERCIÓN DEL DUODENOSCOPIO

Al evaluar las imágenes se llega a un diagnóstico y según sea este, se realizan procedimientos para resolver el problema, por ejemplo; si es un cálculo, se corta el ámpula de Váter, y se extraen los cálculos con balón o una canasta especial.

También pueden ser triturados y luego extraerlos.

Si no es posible su extracción, se coloca un tubo de drenaje o stent.

Al terminar el procedimiento pasa a sala de recuperación, donde es monitorizado hasta que despierta.

Puede tener molestias por el aire insuflado, como distensión o sensación de gases.

Al ser dado de alta el paciente, debe mantener una dieta blanda hasta que se resuelva la indicación del procedimiento.

Y por último comunicarse con el médico que practicó el procedimiento, para resolver cualquier duda o síntoma que presentase.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy