Fotoenvejecimiento Cutáneo

por Dra. Maritza de Kummerfeldt
Fotoenvejecimiento cutáneo

La radiación solar juega un papel primordial en nuestra vida diaria, desde producir cambios en nuestro estado de ánimo hasta efectos deletéreos a nivel de la piel.

El sol emite radiación ultravioleta (RUV), luz visible y luz infrarroja entre otras. Estas dos últimas son inocuas para la piel y la radiación UV es la que ha sido comprobada que es causante de daño a nivel de la piel.

La radiación UV se divide en tres bandas de longitud de onda: UVA, UVB y UVC.

  • La radiación UVA o de onda larga, no es bloqueada por la capa de ozono y está relacionada con los cambios de pigmentación, fotoenvejecimiento y en cierta medida con el aparecimiento de cáncer de piel.
  • La radiación UVB o de onda media, es bloqueada casi en su totalidad por la capa de ozono y está en relación con las quemaduras solares y en mayor grado con el aparecimiento del cáncer de piel. 
Podemos prevenir el fotoenvejecimiento

Al aumentar el adelgazamiento de la capa de ozono aumenta proporcionalmente la incidencia de melanoma en la piel.

  • La radiación UVC o de onda corta no nos alcanza pues es bloqueada o filtrada en su totalidad por la capa de ozono.

Luz visible, luz infrarroja y la radiación UV es la que ha sido comprobada, que es causante de daño a nivel de la piel.

Es importante inicialmente el describir o definir el envejecimiento cutáneo, el cual se trata de un proceso endógeno o intrínseco a nivel celular con carácter individual, durante el cual observamos varios cambios en la piel como son:

  • La disminución en el contenido total de ácido hialurónico,
  • Una macromolécula, componente esencial de la piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina,
  • Disminución en la capacidad de hidratación; pérdida de la elasticidad y turgencia y la aparición de arrugas.

Estos cambios, los clínicos los observamos como una piel atrófica o más delgada, amarillenta, con manchas oscuras (Lentigos solares), con el aparecimiento de pequeños vasos sanguíneos llamados telangiectasias y la acentuación de líneas y surcos. También pueden aparecer lesiones de tipo benigno como hiperplasias sebáceas y queratosis seborreicas, así como lesiones precancerosas llamadas queratosis actínicas y lesiones malignas.

Podemos prevenir el fotoenvejecimiento

Mediante complejos sistemas de biotecnología se ha podido fragmentar la molécula del ácido hialurónico, para que pueda penetrar a través de los poros de la piel, encapsulándola en nano esferas que la protegen y preservan sus cualidades hasta que llega a la profundidad adecuada.

A estos cambios intrínsecos derivados de la genética, raza y edad cronológica, se pueden agregar el daño por la exposición crónica a la radiación ultravioleta que incluyen cambios a nivel celular como inflamación, fragmentación del colágeno, disminución en su síntesis y engrosamiento de la capa superficial de la piel.

Disminución en la capacidad de hidratación, pérdida de la elasticidad y turgencia y la aparición de arrugas.

No podemos cambiar los factores intrínsecos, pero si podemos modificar nuestra actitud hacia los factores extrínsecos.

Podemos prevenir el fotoenvejecimiento, limitando la exposición solar, utilizando medidas de protección con ropa adecuada, gorra s y gafas anti UV y con la aplicación de protectores solares.

Podemos prevenir el fotoenvejecimiento

También es importante el uso de antioxidantes orales o tópicos en la prevención y tratamiento de una piel fotoenvejecida.

El uso de protectores ha tenido una amplia aceptación mundial al comprenderse lo necesario que son, para prevenir el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel.

Afortunadamente y gracias a la habilidad de las compañías farmacéuticas al presentarnos productos cada vez más sofisticados en sus moléculas.  Ahora contamos con una gama completa de protectores solares de amplia cobertura contra UVA y UVB y que puedan adaptarse a los diferentes tipos de piel de nuestros pacientes, incluyendo la piel grasa, seca o deshidratada; siendo algunos también hipoalergénicos, con agradable textura y de fácil aplicación.

Para lograr la efectividad deseada, los protectores solares deben aplicarse de manera regular y en cantidad suficiente durante el día sobre la superficie de la piel expuesta.

Centro Dermatológico & Laser Med / Acné Center

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR