fbpx

Cuidando la alimentación del adulto mayor en un centro de atención

por Dr. Julio Reyes Gordillo
2

Algunas recomendaciones:

• Seguridad alimentaria, cuando compre alimentos cerciórese que son frescos, que el negocio donde los adquiere cumple con la normativa vigente de control de venta y distribución de alimentos.

• Si utiliza alimentos adquiridos con anterioridad y si están empacados observe, que sean alimentos frescos o recientes que no estén enmohecidos.

• Si están empacados observe fecha de caducidad, si ya se venció deséchelos podría ocasionar intoxicación alimenticia: lave y desinfecte adecuadamente las frutas y verduras, utilice suficiente agua para remover restos de jabón o desinfectantes.

• Utilice diferente cuchillo para partir sus alimentos, uno para alimentos cocidos y otro para crudos. También utilice diferente tabla para partir unos y otros, cocine los alimentos adecuadamente, el tiempo necesario.

• Lave y desinfecte adecuadamente todos los utensilios de cocina, retire todos los restos de comida de platos, vasos, bandejas picheles y jarrillas, escúrralos y séquelos bien; si le quedo restos de alimentos semicálidos, espere a que enfríen, de ser posible guárdelos en el refrigerador y cámbielos de recipiente.

• Si en esta época, sale a pasear con la familia y compra alimentos en ventas ambulantes, cerciórese que son ventas higiénicas y que cumplan con medidas mínimas de protección; redecilla, gorro, guantes, gabacha y agua para la higiene del vendedor

• Antes de preparar alimentos lávese bien las manos con agua y jabón.

• Limpie y desinfecte las áreas de preparación de alimentos, al preparar o servir los alimentos no utilice uñas postizas, ni esmalte para uñas.

• Refrigerar: refrigere de inmediato la carne cruda de res y de aves, además de las sobras cocidas (dentro de las 2 horas siguientes) asegurarse de almacenar los alimentos y bebidas de forma adecuada, y de usarlos según las pautas de almacenamiento recomendadas, las personas adultas mayores tienen más riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos (ETaS) y, una vez que se enferman, necesitan más tiempo para recuperarse, deles a beber agua que sea potable y esté en condiciones adecuadas de ser ingerida o hiérvala antes de tomarla.
Idealmente estas deberían ser las normas a seguir para preparar y conservar los alimentos, no solamente en un centro de atención para adulto mayor, sino en toda área destinada a esta actividad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR