fbpx
Apendicectomía mini laparoscópica

Apendicectomía mini Laparoscópica

¿Qué es el Apéndice?

El Apéndice es un órgano, que se encuentra entre los Intestino Grueso y Delgado, este produce una proteína destructora de bacterias que se llama inmunoglobulina, que ayuda a luchar contra la infección del organismo. Sin embargo, su función no es esencial. Las personas que se han sometido a una apendicectomía no tienen incrementado el riesgo de padecer una infección. Otros órganos del cuerpo asumen dicha función cuando se extirpa el apéndice.

¿Qué es una apendicectomía laparoscópica?

La apendicitis es uno de los problemas quirúrgicos más comunes. A una de cada dos mil personas se le practica una apendicectomía en algún momento de la vida. El tratamiento requiere que se haga una operación para extirpar el apéndice infectado. Lo tradicional es que el apéndice se quite a través de una incisión en la pared abdominal inferior derecha.

En la mayoría de las apendicectomías laparoscópicas, los cirujanos operan a través de tres pequeñas incisiones (cada una mide aprox. entre 6 y 12,5 mm si se hace una cirugía laparoscópica convencional y una de 12mm en el ombligo y dos de 2 o 3 mm si se efectúa una apendicectomía mini laparoscópica) mientras se observa una imagen ampliada de los órganos internos del paciente en una pantalla de televisión de alto grado de definición. El apéndice se extrae por la incisión del ombligo que es la que mide de 10 a 12 mm de diámetro.

Ventajas de la Apendicectomía mini Laparoscópica

Los resultados pueden variar según el procedimiento que se use y la condición general del paciente. Las ventajas más comunes son:

  • Menor dolor postoperatorio, en el caso de la mini laparoscopía puede ser hasta 50 % menos que el dolor de la laparoscopía convencional.
  • Acorta la estadía hospitalaria.
  • Resulta en un retorno más rápido de la función intestinal.
  • Retorno más rápido a la actividad normal.
  • Mejores resultados cosméticos, con la mini laparoscopía, las cicatrices son casi invisibles.

¿Es usted candidato, para la apendicectomía laparoscópica?

Si bien la apendicectomía laparoscópica presenta muchos beneficios, es posible que no convenga para algunos pacientes. Una apendicitis no perforada que se diagnostica en forma temprana por lo general se puede extirpar por vía laparoscópica.

La apendicectomía laparoscópica es más difícil de realizar si hay una infección severa o si el apéndice se ha perforado. Y es posible que en dichos pacientes sea necesario efectuar un procedimiento a cielo abierto en el que se use una incisión mayor a fin de quitar, de modo seguro, el apéndice infectado. De todas maneras, la decisión de si la apendectomía debe ser laparoscópica depende de su cirujano, actualmente, en mi opinión, todas las apendectomías deberían de ser laparoscópicas, porque todas se pueden hacer por esta vía.

No deje de leer la segunda parte de este interesante artículo, en donde explicaremos a detalle en qué consiste la Apendicectomía Laparoscópica y qué esperar luego de que esta sea realizada.

Ir arriba