LA TERCERA EDAD

por Relevancia Médica

Se acabaron los bríos de antaño
y el cuerpo no responde como antes,
pero la mente recuerda sus pasos
que dejaron sembríos con huella.

Allí están como si nada habrían hecho
los ancianos que labraron la tierra,
el contingente que formó generaciones
para darle vida a un país que despega.

La esperanza les mantiene vivos
a los que esperan la visita que alienta,
para ver su semilla convertida en vida
y gozarse en la multiplicación de sus retoños.

Muchas gracias por dar tus sanas ideas
aunque ahora no aportes como antes,
sabes bien que mereces respeto a raudales
porque abriste el camino que les lleva al éxito.

Mi homenaje a los hacedores que callan su nombre,
porque con razón o no, creyeron que hacían lo bueno
sin pensar que terminarían en un espacio pequeño,
donde su fiel compañero es el inevitable olvido.

 

Guatemala, 19 de Diciembre del 2014
RENE FONSECA BORJA, Ecuador.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy