Hiperhidrosis

por Dr. Yudel Koris
0

La hiperhidrosis primaria es una condición médica benigna que causa exceso en la sudoración. Su etiología es desconocida, aunque hay estudios que demuestran disfunción del sistema nervioso autónomo, que a su vez es visualmente perceptible.

Es un problema, tanto clínico, como cosmético muy frecuente en la consulta dermatológica, que puede afectar una o varias áreas del cuerpo, dentro de las cuales puede ser palmas, plantas, axilas y cabeza.

Puede llegar a afectar las actividades cotidianas de las personas que lo experimentan, tanto laborales, como sociales por la incomodidad y desagrado que causan, así como la afección emocional que provocan.

Debido a que la hiperhidrosis es más frecuente en palmas, se dificulta dar la mano o utilizar la computadora y en axilas a menudo se hace evidente las marcas de sudor en la ropa debido a que la piel se mantiene húmeda. Esta condición también puede llevar a que se produzcan infecciones si no se mantiene una higiene adecuada.

Hiperhidrosis

Cuando la hiperhidrosis primaria no se controla con tratamientos tópicos, la infiltración con toxina botulínica tipo A (BOTOX®) es una opción terapéutica razonable, antes que los tratamientos quirúrgicos.

La toxina botulínica producida por clostridium botulinum es una neurotoxina muy potente y su mecanismo de acción consiste en bloquear la liberación de acetilcolina, a su vez estimula la neurogénesis y la neurotransmisión y se recupera en aproximadamente 4 meses.

El procedimiento de infiltración de toxina botulínica tipo A, fue aprobado por la FDA de Estados Unidos ya que numerosos estudios han apoyado la seguridad y eficacia del mismo.

Es un tratamiento rápido y con muy buena tolerancia por lo que los pacientes quedan muy satisfechos con los resultados.

Le recomendamos consulte a su Dermatólogo especialista para que le realicen una terapia efectiva, segura y prolongada, pero, sobre todo, en manos de expertos, ya que son tratamientos que por competencia desleal en el mercado están siendo ofrecidos por personas que carecen del conocimiento necesario, además de desconocer el tipo de toxina apropiada para el mismo, lamentablemente, sacrificando su seguridad y salud, por precio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR