fbpx
Cirugía refractiva

Cirugía refractiva, cura la miopía, astigmatismo e hipermetropía

0

La Cirugía Refractiva se ha constituido en una desafiante subespecialidad que solo un Oftalmólogo Segmentólogo puede ofrecer y Guatemala cuenta con el equipo que cumple con los avances tecnológicos que permiten este tratamiento quirúrgico.

Durante mucho tiempo hemos tenido que soportar estereotipos, afortunadamente hoy en día la mujer puede tomar la decisión que quiera acerca de su vida, tanto para dedicarse a su familia, como para ser una profesional. Las palabras independencia y libertad se volvieron únicas para poder describir el motivo por el cual la cirugía refractiva era una decisión tomada.

A continuación te mostraremos algunos de los datos interesantes sobre la cirugía refractiva que la mujer moderna solicita.

Llamada por los pacientes la cirugía que “Quita los lentes o gafas”, “cirugía que cura la miopía, astigmatismo e hipermetropía” o “el procedimiento que me hizo ver sin anteojos”.

¿Qué es la cirugía refractiva?

cirugía refractiva

Este procedimiento se hizo famoso por ser poco invasivo por medio de laser Excimer el cual moldea la córnea a favor del ojo para corregir defectos y así lograr excelentes resultados en eficacia, estabilidad y seguridad; permitiendo reducir o eliminar la dependencia de anteojos y lentes de contacto; ¡En cuestión de minutos! Con una recuperación muy rápida muchos pacientes entran y salen de sala de operaciones desafiando el defecto que la córnea o el tamaño de sus ojos padecen.

Las técnicas más utilizadas son la queratomileusis in situ con láser (LASIK) y la queratectomía fotorefractiva (PRK), cirugías que se han utilizado para la corrección de defectos refractivos leves y moderados.

Ambas técnicas se realizan con el mismo aparato LASER, sin embargo el abordaje es muy diferente, al igual que su recuperación, pero los resultados son excelente en ambos.
Lasik o Femtolasik es el procedimiento más de moda ya que al día siguiente la visión da un efecto wow!!! Por su rapidez y pocas molestias; sin embargo, de los dos, el más invasivo ya que se realiza un corte en la córnea para poder trabajar debajo de la superficie.

Por otro lado el PRK es el procedimiento más noble, menos invasivo y pro seguridad de la córnea pero un poco más lento en dar el efecto que quieren los pacientes y con mayor molestia los primeros días postoperatorios, entre ellos lagrimeo, ardor y molestia a la luz. Al final el resultado, el mismo.

Estos procedimientos se realizan con anestésicos en gotas por lo que no es en ayunas, no se realizan estudios preoperatorios y, el paciente, puede irse a casa inmediatamente y es un procedimiento NO doloroso.

Pero ¿cómo sé qué procedimiento escoger…? Y esta es la pregunta de muchos, antes de dar el siguiente paso.

Cirugía refractiva, cura la miopía, astigmatismo e hipermetropía

No todos son candidatos a estos procedimientos por ejemplo:

Córneas muy delgadas, donde podemos trabajar sin dañar.
Enfermedades de la córnea como el queratocono, CUIDADO no puedes operarte.

Defectos refractivos muy altos, el tipo de procedimiento es muy diferente, salvaguardamos la córnea y colocamos un lente con la graduación adentro del ojo.

Embarazo… Disfrútalo… 6 meses a un año posterior, puedes optar a la cirugía ya que pueden variar tu graduación.

Tener menos de 20 años o variación de graduación en un lapso de tiempo de 1 año… El crecimiento corporal y desarrollo en mujeres termina a lo 18 y en hombres a los 20, tienes que esperar.
Enfermedades propias del ojo o de tu cuerpo, cuídate!!! Es más importante tu salud y la de tu ojo.
Ojo seco, NO hay problema pero se debe tratar antes.

Mayores de 40 años…Tenemos otras alternativas pero puedes alcanzar tu objetivo. Ser independiente de la gafas.

Haremos algunos estudios en los ojos para poder saber que el paciente es un candidato ideal y evitar cualquier complicación previa a la cirugía, al igual que algunas citas oftalmológicas para conocer tu graduación y el estado de tu ojo y poder tratar cualquier problema previo a la cirugía para que sea un éxito.

OJO si usas lentes de contacto blando debes suspender este por 3 días y si es “rígido gas permeable” 3 semanas a un mes para que los estudios y el examen sean muy confiables.

Complicaciones aunque sea la técnica más segura y eficaz, cualquier procedimiento por menor que sea siempre se corren riesgos, afortunadamente, estadísticamente son muy poco frecuentes.

saber qué graduación necesitas y decidir bien la técnica

Lo primordial es conocer bien a tu ojo con estudios, saber qué graduación necesitas y decidir bien la técnica.

La más temida de ambas es la infección la cual siempre será preventiva, tanto antes de la cirugía, como durante y posterior a la cirugía con buenos métodos antisépticos y de higiene.
Cuando se valora en cada caso la relación entre riesgo y ventajas y se indica un tipo de procedimiento, es porque las ventajas son muy elevadas y el porcentaje de riesgo es mínimo.

Tras la cirugía en la actualidad y la nueva tecnología hacen que las correcciones sean muy estables, sin embargo un 3% de los pacientes operados necesitarán tratamientos adicionales para mejorar todavía más los resultados y con el paso de los años un pequeño porcentaje puede presentar de nuevo variaciones en la graduación que no mantiene relación alguna con la operación; y es acá donde se deberá investigar de otras enfermedades oftalmológicas o de tu cuerpo para poder mejorar tu calidad visual.

¿Y después de la cirugía?

Los cuidados son sencillos como: no frotar los ojos, mantener buena higiene, aplicar el tratamiento como se le indique y su alimentación y sus actividades visuales no estarán restringidas, para buena evolución se mantendrán citas periódicas hasta su recuperación. Lo mejor es que las actividades diarias las hará a la brevedad posible.

Es un procedimiento que va de la mano con la tecnología y la innovación, con protocolos de manejo equiparados al resto del mundo, un procedimiento que va acorde con el modo de vida de la mujer moderna.

Recuerda que independencia será libertad y libertad será la capacidad de actuar, hacer y elegir por ti misma.

Dra. Ericka Alarcón Meléndez.
Oftalmóloga.  Segmentóloga; cirujana de catarata, córnea y cirugía refractiva.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR