fbpx
10 recomendaciones nutricionales para tener una piel saludable

10 recomendaciones nutricionales para tener una piel saludable

Nuestra piel juega un papel muy importante en nuestro organismo, como preservarnos de las agresiones del mundo exterior, controlar la temperatura corporal e influir de manera decisiva en el control hidroeléctrico del medio interno.

La piel se encuentra en constante regeneración, mudamos de piel cada 28 días. Esta permanente renovación requiere de un aporte continuo de nutrientes (en especial de proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes), su déficit ocasiona alteraciones en su crecimiento y apariencia.

Debemos cuidar nuestra piel para evitar el envejecimiento precoz, cambios en la pigmentación, el poder desarrollar enfermedades por excesiva exposición al sol, entre otras.

Para mantener la piel en buen estado debemos seguir las siguientes recomendaciones nutricionales:

1. Ingerir suficiente cantidad de agua

Es necesario beber suficiente cantidad de líquidos para conservar el buen aspecto de la piel y que esta pueda cumplir sus funciones de protección. Una correcta hidratación ayuda a preservar la elasticidad, la suavidad y el tono de la piel, así como también se eliminan más fácilmente las toxinas que la perjudican.

Ingerir suficiente cantidad de agua

Debemos tomar diariamente de 6 a 8 vasos de agua para equilibrar las pérdidas y mantener el nivel adecuado de hidratación.

Para evitar la deshidratación de la piel el Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) recomienda:

  • Beber aun cuando no se tenga sed, ya que esta sensación aparece cuando ya existe un cierto grado de deshidratación, y no pasar largos periodos sin beber.
  • Seguir una alimentación equilibrada y variada, rica en frutas y verduras, ya que tienen un alto contenido en agua.
  • Incluir en la ingesta variedad de bebidas. Además de agua, las infusiones, refrescos, zumos, lácteos entre otros, ayudan a beber lo suficiente.
  • No tomar el sol en las horas de mayor intensidad (de 12 a 16 horas.) y usar protector solar con filtro UVA y UVB para evitar los daños de la radiación ultravioleta en la piel.
  • Al hacer deporte hay que beber antes, durante y después de practicarlo, ya que se pierde mucho líquido a través del sudor.
  • Evitar el alcohol, ya que es diurético y, además, se elimina en parte a través de la piel.
  • Es recomendable completar la hidratación externamente con productos especializados de uso tópico.

2. Se debe tener una alimentación variada y equilibrada

La importancia de consumir una alimentación equilibrada es por los beneficios de obtener todos los nutrientes que necesita el cuerpo para mantenerse sano. Estos se deben distribuir en los distintos tiempos de comida para no consumirlos en un solo tiempo, pues no es recomendable.

3. Buen aporte de proteína para regenerar nuestra piel

Uno de los constituyentes más importantes de nuestra piel son las proteínas (el colágeno, la elastina y la queratina), por lo que para una buena regeneración de estas se necesita un buen aporte en el consumo a través de la alimentación de proteínas.

Buen aporte de proteína para regenerar nuestra piel

El colágeno le brinda resistencia a la piel, mientras que la elastina le brinda estructura y elasticidad.

Se puede encontrar proteína saludable en: La carne, pavo y pollos magros, el pescado (Más recomendables los azules por la grasa de buena calidad que se obtiene a través de ellos), no más de 1 huevo diario, quesos frescos, legumbres y mezclas vegetales.

4. Escoger carbohidratos saludables

Se deben escoger carbohidratos complejos, de lenta absorción, como lo son alimentos ricos en fibra, entre los cuales se encuentran: trigo, granos, vegetales, frutas, avena y legumbres.

Escoger carbohidratos saludables

Por otro lado, deben consumir alimentos bajos en azúcares simples, los cuales son de absorción rápida, dentro de estos se encuentran el azúcar de mesa, dulces y repostería.

5. Consumir grasas de buena calidad

Suministran nutrientes imprescindibles para mantener una piel bien estructurada y tersa. Los encontramos en:

  • Grasas poliinsaturadas: “son los llamados omega 3 y omega 6”, procedentes de pescados azules, frutos secos y aceites de semilla como maíz y girasol.
  • Grasas monoinsaturadas: “las encontramos en el aceite de oliva, el aguacate y la nuez”.

6. Incorporemos a nuestra dieta abundantes vitaminas y minerales

Las vitaminas y minerales de frutas, verduras y hortalizas contribuyen a que la piel se conserve mejor.

Dentro de los más importantes se encuentran:

7. Eliminemos los radicales libres con un buen aporte de Antioxidantes

Los radicales libres son sustancias producidas en nuestro organismo por oxidación celular. Esto a causa de la contaminación ambiental, la vida tan ajetreada que se lleva hoy en día, la mala alimentación, la exposición constante al sol, entre otras.

Por lo que necesitamos del uso de antioxidantes, los cuales eliminan los radicales libres producidos y de esta manera nos brinda una piel más saludable, evita el envejecimiento precoz y elimina las toxinas.

El selecto grupo de antioxidantes lo forman:

8. Suplementos que no deben faltar en nuestra alimentación diaria

  • GERMEN DE TRIGO: contiene potentes antioxidantes, como la Vitamina. E.
  • LEVADURA DE CERVEZA: efecto depurativo, al mejorar el estado de la piel, cabello y uñas.

9. Realice ejercicio, reduzca el estrés y duerma bien

  • Practicar ejercicio físico activa y mejora la circulación sanguínea de la piel.
  • Se debe reducir el estrés, ya que este provoca vasoconstricción de los capilares y por lo tanto disminuye el riego de la piel.
  • Importante dormir suficientes horas, ya que se reflejará en la piel.

10. Aspectos importantes a tomar en cuenta

Ir arriba