fbpx

Una casa linda y cómoda

El concepto de una casa linda y cómoda ha evolucionado, ya no es un asunto de tamaño, cantidad de muebles y todo un día limpiando hasta el cansancio.

Cada vez más, el ser humano le da mayor importancia a su bienestar de forma integral, consciente de que la vida debe ser disfrutada en cada una de sus áreas, enriquecida desde lo más profundo, para que todo lo material sea únicamente un complemento que brinde tranquilidad y seguridad.

Adicional a esto, el conocimiento y responsabilidad en cuanto al buen uso de los recursos naturales, cada vez más escasos, así como dañados. El poder adquisitivo, sobre todo en asuntos de vivienda, ya no depende solamente del dinero, sino también de la sobrepoblación, lo que limita el mismo, haciendo los espacios cada vez más reducidos.

Las parejas ya no se casan tan jóvenes y en la mayoría de los casos, ambos trabajan para el sostenimiento y desarrollo de la familia, por lo que el tiempo en casa, debe ser aprovechado al máximo, además de compartir las tareas del hogar.

Casa linda y cómoda

Todo esto ha venido a hacer, que las empresas fabricantes de accesorios y equipos de uso doméstico, cambien también de acuerdo con las nuevas tendencias.

Vamos a describir algunos ejemplos y a la vez comparar

Está comprobado que barrer y trapear, con el paso del tiempo provocan daños serios en las articulaciones y sobre todo en espalda y columna vertebral, hoy tenemos a nuestra disposición, aspiradoras a control remoto, o bien desde nuestro celular.

Lavar los trastos, siempre ha sido el eterno dilema, castigo y a veces hasta objeto de negociación entre familiares, ahora podemos programar las lavadoras de vajillas, de forma que mientras dormimos hagan el trabajo por nosotros y de forma silenciosa. Estas además vienen programadas para ahorro de agua.

Una casa linda y cómoda

En la época de las abuelitas, un refrigerador era por demás un privilegio, para que todos aquellos alimentos perecederos de forma rápida, no se arruinaran y se conservaran por más tiempo, los olores y sabores se mezclaban, además que debían desconectar el refrigerador para poder limpiarlo. Hoy, contamos con refrigeradores con diferentes niveles de temperatura en sus distintas áreas, no necesitan desconectarse para limpiarse, fabrican automáticamente el hielo y nos ayudan a que la cocina sea más higiénica y placentera, al no mezclar olores ni sabores.

Poder hornear dulce y salado al mismo tiempo, también ya es posible, existen las estufas con doble horno, que tampoco mezclan aromas y además nos avisan cuando todo está listo, para optimizar nuestro tiempo.

Lavar ropa, ahora es más práctico y, en la mayoría de los casos nos evitamos planchar la ropa, pues tenemos a nuestra disposición, lavadora y secadora en un mismo espacio, la ropa sale lista para ser utilizada de nuevo. Estas además ahorran energía eléctrica.

Una casa linda y cómoda

Si bien es cierto, tener toda esta tecnología, es una inversión monetaria en el hogar, somos afortunados, pues cuando vemos todo el beneficio que le brinda a nuestro cuerpo, a nuestra mente y a nuestra rutina diaria al ahorrar tiempo, evitándonos además estrés, es cuando caemos en cuenta de que, realmente nuestra casa es nuestro lugar de descanso, nos reinventamos a través de la tecnología y disfrutamos más de aquellas actividades que requieren y valen nuestro tiempo y nuestra atención.

Aunque no lo parezca, es también una inversión en nuestra salud, pues no es solamente el tiempo y el estrés, sino que además nos cansamos y maltratamos menos nuestro cuerpo en general.

Covid-19 nos vino a dejar una gran lección en cuanto a lo que realmente tiene prioridad y valor, ahora además con las multitareas en casa, encontrar la forma de ser funcionales en la diversidad y espacio, es elemental.

Una casa linda y cómoda, más que cantidad, es calidad y practicidad, invierte en tu hogar, invierte en tu salud y de paso, contribuye con el planeta.

Ir arriba