Nutrición personalizada: ¿Qué es y cómo funciona?

por Licda. Ana Lucía Velásquez

La ciencia avanza cada día en cuanto a la salud preventiva. A finales de los 90`s surge la nutrigenómica, disciplina que estudia cómo interaccionan los alimentos y sus componentes con la información codificada en nuestros genes. Así como sus consecuencias a nivel metabólico, celular, etc.

Esta ciencia, pretende el conocimiento extensivo e integrado de cómo las dietas y/o sus componentes afectan a los sistemas biológicos, de qué manera se traduce en el funcionamiento de los diferentes sistemas y cómo puede llegar a repercutir en el organismo, para prevención o tratamiento de patologías relacionadas con el metabolismo.

A lo largo de años de investigación y desarrollo de nuevos componentes, tecnologías y prácticas innovadoras que permitan llegar a contribuir a una mejor calidad de vida de los pacientes, surge la nutrición personalizada, la cual tiene como base la identidad genética de cada paciente.

Actualmente se sabe que las personas son genéticamente muy parecidas, sin embargo:

  • Pequeñas diferencias en el ADN hacen que cada persona sea única y responda de distintas maneras a los alimentos.
  • La nutrigenómica es la disciplina que estudia cómo interaccionan los alimentos y sus componentes con la información codificada en nuestros genes, así como sus consecuencias a nivel metabólico, celular, etc.

Comúnmente se cree que la dieta que le funciona a una persona, será funcional para otra, pero cada organismo es diferente y reacciona de forma distinta ante diferentes estímulos, como sucede con aquellos provocados por los alimentos de la dieta.

La composición de una dieta en particular puede ayudar a una persona a prevenir enfermedades y mejorar su salud, pero para otra puede que lo predisponga a desarrollar cierta enfermedad. Un alimento inocuo para una persona puede ser el desencadenante a largo plazo de una enfermedad.

Todo esto se debe a que cada alimento puede influir en nuestra expresión genética y en la manera en la que responde cada individuo a la dieta.

A través de la recolección de muestras de saliva es posible extraer el ADN para su posterior análisis e identificación de variantes genéticas, llamados SNPs (polimorfismo de un solo nucleótido).

Actualmente es posible identificar genes y polimorfismos implicados en procesos metabólicos clave, tales como aquellos relacionados con el control de la ingesta, metabolismo y transporte de lípidos, así como genes relacionados con la señalización de insulina, la inflamación, entre otros.

De esta forma la Nutrición Personalizada permite en la actualidad que el paciente tenga éxito garantizado en la respuesta a dietas para pérdida de peso; que el paciente pueda prevenir y responder mejor ante enfermedades metabólicas, como Diabetes Mellitus, dislipidemias y problemas cardiovasculares.

Al momento la nutrición personalizada con base en la identidad genética es una realidad, que ya se encuentra disponible en Guatemala.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, así recibirás nuevos artículos y más información exclusiva para los amigos de Relevancia Médica.¡Mantengámonos actualizados!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR