Irritaciones y alergias en la piel

por Dra. Dary Gálvez
Alergias e irritaciones en la piel

Las irritaciones y alergias en piel están clasificadas dentro de un grupo de enfermedades llamadas Dermatosis Reaccionales que afectan, tanto a niños, como adultos.

¿Cuáles son las dermatosis reaccionales más frecuentes en nuestro medio?

Dermatitis por contacto

Es causada por la aplicación de una sustancia en la piel; puede ser eccematosa aguda o liquenificada y crónica. Se origina por un irritante primario o por un mecanismo de sensibilización.

Se observa en ambos sexos y puede presentarse a cualquier edad.

Es favorecida por atopía, humedad e higiene deficiente.

Las principales causas son detergentes, níquel (joyería de fantasía), medicamentos y cromo (cemento). La localización es variada y se relaciona con el agente causal. Hay un franco predominio en partes expuestas principalmente las manos.

Irritaciones y alergias en la piel

Dermatitis de la zona del pañal

En los recién nacidos se debe a la influencia hormonal de la madre durante la vida fetal. Observamos eritema, escamas blanco-amarillentas, adherentes, oleosas de tamaño variable puede presentar prurito.

Frecuente en lactantes; afecta los genitales, glúteos y partes vecinas, encontramos eritema, exulceraciones y escamas e incluso vesículas, costras y liquenificación; se acompaña de ardor y prurito.

Intervienen la humedad, aumento de la temperatura local, la orina y las heces; se agrava por malos hábitos higiénicos y otros factores como infección por cándidas o bacterias.

Dermatitis Seborreíca

Es una dermatosis eritematoescamosa de evolución crónica y recurrente; se localiza en piel cabelluda, la cara, las regiones esternal e interescapular y pliegues.

Se desconoce la causa, hay factores genéticos, infecciosos, hormonales, dietéticos, ambientales, emocionales, atópicos, neurológicos, endocrinos, farmacológicos, sedentarismo, fatiga, estrés, alcoholismo, coronariopatía, insuficiencia cardíaca e hipertensión arterial.

Dermatitis medicamentosa

Son manifestaciones variadas en piel, mucosas, pelo y uñas producidas por fármacos administrados por vía oral y sistémica.

Las lesiones aparecen de manera súbita, diseminada y simétrica, prurito intenso, eritema de color rojo brillante o violáceo, en ocasiones fiebre, brotes que aparecen en la misma localización y antecedentes de automedicación.

Los analgésicos y antiinflamatorios, así como los antibióticos están dentro de los fármacos que originan este tipo de dermatosis.

Dermatitis atópica

Dermatosis pruriginosa, crónica y recidivante que se presenta durante la lactancia, escolares y en algunos adultos.

Hay interacción de factores genéticos, inmunitarios, constitucionales, metabólicos, infecciosos, neuroendocrinos, psicológicos y ambientales. Hay alteración de la barrera epidérmica que culmina con piel seca e irritable.

Liquen simple crónico

Suele afectar la nuca, cara anterolateral de las piernas, frente, muñecas, escroto, vulva, ano u otros sitios.

Observamos eritema, liquenificación y escamas bien delimitadas; la evolución es crónica y recidivante.

Aparece en piel sana por un factor psicológico. Intervienen factores mecánicos, irritación y sensibilización.

Prúrigo por insectos

Se debe a la picadura de insectos, afecta generalmente a niños.

Encontramos pápulas, ronchas y costras hemáticas, en región lumbar, glúteos y caras externas de las extremidades, es muy ¨pruriginosa¨.

Los insectos más implicados son: el chinche, la pulga, mosquitos, tunga y garrapatas.

Prúrigo actínico

Dermatosis que afecta las partes expuestas a la luz del sol, crónica y pruriginosa con lesiones polimorfas.

Al inicio hay eritema, pápulas, costras hemáticas, eccema y en etapas tardías encontramos liquenificación. Se puede acompañar de afección de labios y conjuntiva.

Es consecuencia de factores raciales, alimentarios, hormonales y genéticos. Se cree que la exposición a la radiación UVB y UVA induce la formación de fotoproductos que estimulan la inmunidad celular manifestándose con la aparición de lesiones en 24 a 48 horas o después de varios días.

Pitiriasis alba

Dermatosis crónica y asintomática, frecuente en escolares que se caracteriza por manchas blanquecinas con descamación fina que las cubre.

Se localizan en áreas expuestas a la luz solar como cara, mejillas, región maseterina, frente, periferia de orificios nasales, boca, conducto auditivo externo y en caras externas de antebrazos.

En la capa más superficial de la epidermis (Córnea), hay alteraciones morfológicas y funcionales relacionadas con la humedad del ambiente y la capacidad de retener agua.

Urticaria

Dermatosis que afecta piel y mucosas, con ronchas pruriginosas y angioedema ocasionados por edema vasomotor transitorio y circunscrito de la dermis.

Puede originarse por fármacos, alimentos, alérgenos inhalados, infecciones, factores psicológicos, enfermedades generalizadas, sustancias por contacto, picaduras y mordeduras de insectos y artrópodos, procesos inmunitarios, anormalidades genéticas y agentes físicos.

Entre las causas más frecuentes están la ingestión e inyección de productos farmacológicos y químicos, en especial antibióticos como la penicilina, analgésicos no esteroideos, laxantes, sedantes, tranquilizantes, anticonceptivos, medios de contraste, conservadores o colorantes de alimentos; transfusiones, infecciones bacterianas, virales o parasitosis.

Están también las urticarias colinérgicas que se originan por el ejercicio, baño caliente o por tensión emocional.

Puede ser circunscrita, diseminada o generalizada con ronchas o habones, de tamaño, forma y número variables, con aspecto de piel de naranja, duran minutos u horas y conlleva prurito intenso. Puede ser aguda, crónica y recidivante.

Importancia de los cuidados y aplicación de productos adecuados

Irritaciones y alergias en la piel

Es importante reconocer la naturaleza de la enfermedad, es decir, factores predisponentes y exacerbantes para evitar las recidivas y complicaciones.

El tratamiento local depende de la etapa de la enfermedad, sin olvidar tomar en cuenta aquellos productos que nos ayuden a restaurar la barrera cutánea hidrolipídica, con renovación de la elasticidad de la piel, que combata el prurito y calme la irritación de la piel, reduzcan el número de aplicaciones, toma de medicinas y que tenga buena tolerancia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR