fbpx

Gran ejemplo: Erick Quiroa, Alas por un sueño

A Erick Quiroa, que Dios te tenga a su lado gozando de su encanto.

En la fortuna de tenerte como hijo me encaminaste, sembrando alegría y dicha por donde transitaste; para hacer mía una lección de vida me dejaste el recuerdo de este amor eterno que encarnaste.

Fueron días de angustia y sufrimiento absolutos, que pusieron en agonía perpetua mi corazón; mas, me daba fuerza, la dignidad y la hombría de mi niño imbatible, siempre lleno de ilusión.

Nunca dijiste me siento mal y como gladiador hasta el último minuto a la vida te aferraste, y velaste porque no te viera sufrir, tu suspiro de adiós permanece en mis brazos, ayúdame amor de mi vida a reconstruir este corazón por tu ausencia hecho pedazos.

La decisión divina permitió que finalmente descansaras, elevando tu vuelo para calmar el viejo dolor de cuatro años; como guerrero valeroso me entregaste más de lo que sufriste, guiándonos como líder para hacer realidad el deseo del que persiste.

Ahora busco darle amor a los que como tú los llena de esperanza, ver sus anhelos cumplidos para pintar en su rostro la alegría, y de alguna manera ver en ellos reflejada tu sonrisa, poniendo alas a cada sueño, gracias a ti y a tu gran ejemplo.

Guatemala, 4 de marzo del 2015

0/5 (0 Reviews)

También te puede interesar

Almas guerreras
Monica Icuté Velásquez

No dejar a nadie atrás

No dejar a nadie atrás, es el lema del Día Mundial de la Alimentación 2022, aunque no lo consideremos de

Don Gian Carlo Noris
Almas guerreras
Dr. René Fonseca Borja

Acciones que no se olvidan

La memoria de Don Gian Carlo Noris, precursor de Rekko, en la víspera de su cumpleaños, y convencido de que

Un milagro con amor
Almas guerreras
Dr. René Fonseca Borja

Un milagro con amor

Para Isabella Springmuhl, como un homenaje a su entereza y modelo para quienes no han alcanzado los sueños. Al verte

Sobreviviente Isabel Herbruger
Almas guerreras
Dr. René Fonseca Borja

Sobreviviente

Un poema dedicado a Isabel Herbruger, sobreviviente de cáncer de mama, cuya firmeza y carácter le cambio la vida. Cuando

La tercera edad
Almas guerreras
Dr. René Fonseca Borja

La tercera edad

Se acabaron los bríos de antañoy el cuerpo no responde como antes,pero la mente recuerda sus pasosque dejaron sembríos con

Ir arriba