CUIDADOS DEL ADULTO MAYOR EN VERANO

por Relevancia Médica

Algunas recomendaciones

Dr. Julio Reyes
Geriatra y Gerontólogo

¿Ha escuchado acerca del Golpe de Calor?

Una de las complicaciones que pueden presentarse en el adulto mayor en época de verano, es precisamente “el golpe de calor”.

Se conoce como golpe de calor, al fallo de la función de diferentes órganos internos secundarios, a una elevación extrema de la temperatura corporal, como consecuencia de un fracaso de la termorregulación, que por el mismo envejecimiento ha sufrido alteraciones.

Es la alteración más grave de la regulación térmica, considerada emergencia, pues pone en peligro la vida si no se actúa de forma inmediata.

Va acompañado de una alteración del mecanismo de transpiración (sudoración) provocado por una exposición excesiva al sol, produciéndose un síndrome de fallo multiorgánico

El centro regulador de la temperatura se localiza en el cerebro, allí llega la información de receptores situados en la piel, vísceras, sistema nervioso central, etc. y parten hacia la piel.

El sistema de control de la temperatura corporal del ser humano, es tan eficaz que en condiciones normales su variación es muy pequeña, a pesar de los cambios en las condiciones medioambientales.

El organismo del ser humano debe mantenerse alrededor de los 37 grados de temperatura corporal, para el normal funcionamiento de los procesos metabólicos.

El rango de supervivencia se encuentra comprendido entre 24°C y 44°C de temperatura corporal.

Existen dos mecanismos importantes relacionados con la temperatura corporal: la vasodilatación cutánea y sudoración; esenciales en la pérdida de calor.

Contrariamente la vasoconstricción cutánea, que suprime el sudor a través de un estímulo muscular que produce escalofríos, aquí se produce y se conserva el calor.

El cuadro se desarrolla al producir una persona una cantidad de calor que no es eliminable por el sistema de refrigeración del organismo (dilatación de los vasos sanguíneos superficiales y sudoración), ya sea porque la producción de calor corporal sea excesiva, o porque la temperatura ambiente sea muy elevada, o bien porque los mecanismos de eliminación de calor no funcionen correctamente, aunque lo más común es una combinación de los tres.

Las personas en mayor riesgo son niños menores de 5 años, personas mayores de 65 años, personas de mucho peso, personas en una actividad que requieren mucho esfuerzo y personas que están enfermas o tomando determinados medicamentos

¿Por qué el Adulto Mayor?

Ante la época de altas temperaturas es el momento también de prestar especial atención a los
adultos mayores que cuidamos, ya que ellos son los que corren un mayor riesgo de sufrir golpe de calor.

¿Por qué son los adultos mayores, más vulnerables ante las altas temperaturas?

Su organismo no responde bien a temperaturas elevadas, y porque suele tener una menor sensación de sed, olvidándose de beber líquidos y deshidratándose con mayor rapidez.

Si cuentan con alguna enfermedad crónica, sobrepeso o están medicados, el riesgo de sufrir golpe de calor es mayor.

FACTORES DE RIESGO

Son múltiples los factores que pueden predisponer a que ocurran estos fallos en la regulación térmica, facilitando que se originen enfermedades por calor. Entre ellos podemos citar.

Temperatura y grado de humedad ambiental elevados:

  • El viento: al disminuir la aireación se dificulta la evaporación del sudor.
  • Falta de aclimatación al calor, sobre todo en adultos mayores y niños.
  • Ingesta de líquidos insuficiente.

Obesidad:

  • Enfermedades que dificulten la sudoración como la diabetes, la insuficiencia cardiaca y otras.
    Aumento de la producción endógena de calor por distintas causas como el ejercicio físico o algunas enfermedades.
  • El consumo de determinados fármacos como antihistamínicos, diuréticos, betabloqueantes y otros.
  • Intoxicaciones etílicas.
  • La vestimenta más perjudicial es la de colores oscuros y materiales gruesos.

Manejo:

  • Avisar a los servicios de paramédicos (bomberos, cruz roja u otros) y mientras se espera su llegada, iniciar medidas físicas de enfriamiento de todas las personas con fiebre elevada y alteraciones de la conciencia en las que sospechemos este cuadro.
  • Primeramente, debemos situar al paciente en decubito supino, es decir, colocarlo boca arriba, con la cabeza ligeramente elevada y por supuesto en un ambiente alejado de fuentes de calor.
  • Habrá que proceder a enfriar al individuo mediante baños de agua fría o por la aplicación de compresas frías o incluso con hielo, mientras que masajeamos la piel para combatir el espasmo vascular.
  • Nuestro objetivo debe ser reducir la temperatura rectal, al menos hasta los 38°C
    Si la persona se encuentra consciente hay que procurar que reponga líquidos y sales, para lo cual lo más cómodo hoy día es administrar bebidas isotónicas, de las que actualmente disponemos en el mercado o bien preparar una solución con un litro de agua, el jugo de 2 o 3 limones, una cucharada de sal y dos de bicarbonato (se puede añadir azúcar, cuidando de que el paciente no sea diabético)
  • Es aconsejable ir realizando controles periódicos de la temperatura corporal, presión arterial y de pulso.
  • NUNCA ADMINISTRAR BEBIDAS ALCOHÓLICAS

Prevención

  • Como la mayoría de las patologías, en el caso del golpe de calor, lo ideal es EVITAR que se produzca. Para ello, son buenas las siguientes recomendaciones:
  • No realizar actividades deportivas o esfuerzos físicos importantes durante los horarios en donde el calor ambiental es más alto.
  • Usar ropa apropiada, permitiendo la mayor cantidad de piel expuesta al ambiente para facilitar la evaporación del sudor. La ropa debe ser delgada, no apretada y de colores claros.
    Tomar muchos líquidos, especialmente si está haciendo gran esfuerzo físico.
    Si va a estar expuesto al sol, utilice protección (sombrero, sombrilla, crema protectora, etc.)
  • No dejar a niños, adultos mayores o animales en autos con las ventanillas cerradas.
  • No permanecer en lugares cerrados y sin ventilación cuando hace calor.
  • Ante primeros síntomas que puedan hacer pensar que el calor le está afectando, tome medidas adecuadas como hidratar y evitar el calor.
  • EN SEMANA SANTA a la población le gusta hacer alfombras bajo los rayos del sol, también salen a ver procesiones y casi siempre de paseo a lugares con clima cálido, sin medidas de protección y bebidas hidratantes.

CONSEJOS IMPORTANTES, QUE NO DEBE OLVIDAR, SI VA A SALIR ACOMPAÑADO DE ADULTOS MAYORES:

  • Verificar si ha tomado sus medicamentos antes de salir de casa.
  • Verificar si lleva sus medicamentos que debe tomar en el transcurso del día.
  • Esté pendiente del horario para que tome sus medicamentos.
  • Si va a estar fuera de casa todo el día, lleve una sombrilla o paraguas, para protegerlo del sol y no sufra de golpe de calor o de la posible lluvia.
  • El adulto mayor es sensible a estos cambios.
  • Lleve suficiente agua e invítelo a tomar durante el trayecto, podría deshidratarse.
  • Si le acompañara por la noche, llévele un termo con alguna bebida caliente, para que ingiera ocasionalmente y evitar efectos de hipotermia.
  • Lleve consigo ropa fresca, para el día y para la noche, un suéter, gorra y/o bufanda, guantes.
    Si caminara trayectos largos, llévele un banco plegable, para que descanse por ratos; podría estar acostumbrado a caminar, pero déjele descansar.
  • Hágase acompañar de una linterna o lampará de mano, podrá necesitarla para iluminar algunos trayectos oscuros.
  • Puede ser un factor de riesgo de caídas.
  • Procure que lleve puesto calzado cómodo, para que no se le dificulte caminar, ni se le desarrollen ampollas o ulceras que le serán molestas y le dificultaran seguir el paso.
  • No le aplique cualquier crema para el cuerpo, bloqueador solar o repelente, pregúntele a su médico o dermatólogo.
  • Pregúntele en el trayecto, si desea hacer alguna necesidad fisiológica, para evitarle inconvenientes.
  • Si padece de incontinencia y ocupa pañal desechable, igual pregúntele para hacer el respectivo cambio y provéase de pañales para adulto.
  • No lo hale, para caminar, vaya al paso de él o ella.
  • Si lo llevara a algún balneario o playa, no lo exponga mucho tiempo al sol, se puede deshidratar, le puede ocasionar quemaduras en la piel, o desarrollar ampollas en las plantas de sus pies.
  • Lleve alimentos que sean de su agrado y no lo obligue a comer mariscos u otros que le pueden ocasionar problemas gastrointestinales. (ETAS), y por favor, trátelo con debido RESPETO.

Sabía usted que el maltrato al adulto mayor es penado por la ley, y este maltrato puede ser de hecho y de omisión, así que, por favor, CUÍDELO.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR