fbpx

Quemaduras, cicatrices profundas de por vida

Las quemaduras en el ser humano dejan cicatrices profundas de por vida, esto en el caso de quienes logran sobre vivir, pero lo más triste e inaceptable, es que sigue siendo la tercera causa de muerte infantil en los países de nivel socioeconómico medio o bajo.

Por qué lo más triste e inaceptable, porque es totalmente prevenible, especialmente cuando hablamos de pirotecnia, y porque, además, es una patología totalmente relacionada con la pobreza, con el bajo nivel educativo y de oportunidad de optar a una vida familiar en lugares que tengan los servicios básicos, que además brinden seguridad y comodidad a las personas.

Ningún niño debería manipular artefactos de pirotecnia, ninguno sin excepción, estos no son juguetes ni algo que sume al desarrollo del niño, sino todo lo contrario, permitir que un niño manipule pirotecnia, es  como ponerles un arma cargada en sus manos, es un completo atentado.

Es doloroso recibir en los hospitales niños que, como consecuencia de una quemadura por pirotecnia, pierden miembros de su cuerpo, en muchos casos quedan ciegos, con malformaciones  o con otro tipo de lesiones  que afectan su calidad de vida por siempre.

Es un deber de todos, el responsabilizarnos y evitar estos accidentes que no tienen otra descripción más que terribles, en mi opinión como médico, el cáncer y las quemaduras son lo peor que le puede pasar a una persona, primero porque no hay vuelta atrás y luego porque no solo daña la vida del paciente o termina con ella, sino además afecta a todo el núcleo familiar.

Cada persona quemada es un error de la sociedad, y la sociedad somos todos, las medidas preventivas son realmente sencillas, pero requiere compromiso, atención y responsabilidad, y acá no hablamos únicamente de los niños, sino también a nivel empresarial y público.

Todo accidente que implique quemaduras, puede transformar la vida de alguien, no para bien y para esto, solo es necesario un segundo; al no estar atentos al niño que pone los dedos en un enchufe, al descuidar al niño que ya camina, se acerca a la estufa, hala lo que está sobre esta y le cae encima, al salir a ver con un bebe en brazos la quema de juegos pirotécnicos y no darse cuenta en qué momento uno de estos viene a darle al pequeño en un ojo… y esto solo por mencionar algunos de los más comunes. 

Vale la pena saber que quienes más sufren quemaduras son los niños en período de lactancia y preescolares. El agente causal más frecuente es por escaldadura (aceite o líquidos calientes) y en el lugar que más se dan es en las cocinas.

El 26 de octubre se instauró como el Día Latinoamericano para la Prevención de las Quemaduras, esta debería ser una fecha que se haga resonar permanentemente, de manera que, desde los más pequeños hasta los más grandes, ayudemos a educar y hacer llegar el mensaje a aquellos que no tienen la oportunidad. Además, debe ser considerada como una fecha importante dentro del calendario de días especiales en el sector salud, esto es algo que nos afecta y daña día a día a nivel mundial.

Crear campañas de prevención permanentes es indispensable, en donde inicialmente se enseñen las medidas de prevención, pero de igual manera si sucede un accidente, sepamos qué hacer. En otros países, con esto no han disminuido la incidencia, pero sí al menos la magnitud y la severidad del daño que estos han provocado.

Debemos tomar en cuenta, que las cicatrices más duras y dolorosas que quedan en una persona luego de sufrir una quemadura son las Cicatrices Patológicas, aquellas que afectan su desarrollo, su dignidad, su autoestima y su capacidad de desenvolverse y aunque no parezca… el ser aceptado socialmente.

Al evitar las quemaduras estás cuidando lo que más amas, la prevención empieza por nosotros mismos.

0/5 (0 Reviews)

También te puede interesar

Noticias
Relevancia Médica

Un apoyo con el corazón

Niños que han nacido con una malformación congénita del corazón, tienen ahora la esperanza de una vida mejor gracias al

Scroll al inicio