Levocarnitina

Mitos y realidades de la Levocarnitina

A través de un interesante conversatorio titulado Mitos y Realidades de la Levocarnitina, Mefasa brindó la oportunidad de que todos los representantes de los medios interactúaramos con el Dr. Herbert Vides, Pediatra de gran experiencia, quien aclaró dudas y explicó acerca de la importancia de la Levocarnitina desde el período de gestación hasta la edad adulta. También nos hizo ver la forma equivocada y totalmente riesgosa de su mal uso, en tratamientos de reducción de peso.

Muchas veces, la agitada vida moderna no permite tener una dieta balanceada, por lo que frecuentemente carecemos de los nutrientes necesarios para mantener funcionando de forma sana nuestro organismo, esto tiene consecuencias irreversibles principalmente en niños, adolescentes y embarazadas.

Uno de estos importantes nutrientes es la L-Carnitina o Levocarnitina, un compuesto natural producido por nuestro organismo, y que se adquiriere a través de una alimentación balanceada.
La L-Carnitina es un nutriente vital, imprescindible para el metabolismo de las grasas y es de gran importancia para el funcionamiento de muchos órganos en el cuerpo, tales como el corazón, los músculos, el hígado y las células del sistema inmunológico.

También es un factor importante para mantener la salud y vitalidad, además ayuda a eliminar toxinas, transportando fuera de las células los excedentes de ácidos orgánicos que resultan del metabolismo.
En la etapa de crecimiento y desarrollo de los niños, la demanda de L-Carnitina aumenta, ya que el organismo debe utilizar todas sus fuentes de energía para garantizar el desarrollo intelectual, psicomotor y crecimiento. Por lo tanto, los bajos niveles en los niños, tienen como consecuencia un inadecuado crecimiento, infecciones recurrentes, aumento de peso y disminución de la masa muscular, además puede afectar particularmente el desarrollo del músculo cardíaco, sistema nervioso y esquelético.

Las necesidades diarias de L-carnitina se satisfacen por medio de una dieta balanceada, sin embargo no podemos estar seguros de ingerir la cantidad necesaria para nuestro organismo, por lo que muchas veces es necesario un aporte de L-carnitina, a través de un complemento alimenticio, sobre todo en niños, mujeres embarazadas y durante el período de lactancia, adultos mayores, diabéticos y vegetarianos.

Salir de la versión móvil