La verdad sobre el Glutamato Monosódico (GMS)

por Relevancia Médica
La verdad sobre el Glutamato Monosódico (GMS)

¿Has notado que cuando consumes comida chatarra casi siempre te quedas con ganas de seguir comiendo? Si te detienes a examinar la tabla de ingredientes al dorso (si la encuentras) notarás la presencia de un elemento que suele pasar desapercibido. Se llama glutamato monosódico y es mejor conocido como E-621 o por sus siglas GMS.

La verdad sobre el Glutamato Monosódico
Es una sustancia de consistencia seca y granulada que se adiciona a muchos productos procesados para mejorar y potencializar su sabor. Es altamente adictivo y su uso se ha generalizado pues incrementa las ventas de las grandes corporaciones de la industria alimentaria. Tristemente, es un ingrediente aprobado por la OMS a pesar de:

Estar relacionado directamente con la obesidad, el autismo, el trastorno de déficit de atención y la hiperactividad.

Los alimentos que más lo contienen son las frituras de maíz, las papas fritas, los snacks, las sopas, los aderezos, las carnes ahumadas, los embutidos, las especias preparadas, los consomés concentrados y las salsas.

Muchas personas han empezado a tomar conciencia sobre los peligros de consumir esta sustancia, razón por la cual muchos fabricantes la han disfrazado con otros nombres.

Si en las etiquetas de contenido nutricional encuentras algo como levadura autolizada, extracto de levadura, maltodextrina, proteína hidrolizada, caseinato de sodio, glutamato monopotasio, proteína de soya texturizada o ablandador, muy probablemente se trate de GMS.

Muchas son las consecuencias que se derivan del exceso en su consumo:

  • Puede causar daños en las células cerebrales.
  • Altera el proceso digestivo, hepático y el metabolismo de las grasas que a su vez conllevan a la obesidad.
  • Puede causar daños en el útero en mujeres embarazadas.
  • Afecta la fertilidad femenina.
  • Irrita el intestino y el colon.

Existen formas saludables para potencializar el sabor de tus comidas.

  • Puedes utilizar especias naturales como el ajo o la cebolla.
  • La sal rosada del Himalaya es una excelente alternativa para dar un toque especial a tus alimentos.
  • En Guatemala se produce la sal negra, un verdadero tesoro desconocido para muchos.
  • Inténtalo, tendrás una mejor calidad de vida y lo que cocines será nutritivo e igual de adictivo.

Inténtalo, tendrás una mejor calidad de vida y lo que cocines será nutritivo e igual de adictivo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR