fbpx
La gran diferencia en el tratamiento de cataratas

La gran diferencia en el tratamiento de cataratas

Hace algunas décadas, ser operado de cataratas conllevaba la irremediable consecuencia de utilizar unos pesados y gruesos anteojos. Esto porque el lente natural del ojo, llamado Cristalino, en el que se forma la catarata, se removía y automáticamente con ello la persona perdía cierta capacidad de visión.

Esto en su tiempo, valió la pena, ya que las operaciones se realizaban solo a aquellas personas cuyas cataratas no les permitían mirar a través del cristalino, por lo tanto, así tuvieran que cargar tan pesados anteojos, la recompensa era; mirar.

Con la creación de lentes de contacto y en especial con la posibilidad de introducir un lente, en sustitución del cristalino, las posibilidades para los pacientes con cataratas han mejorado por lo que, en la actualidad desde el primer síntoma de la catarata, el cristalino puede ser eliminado y sustituido.

Algunas personas ya con su lente intraocular, lo que necesitaban era solamente utilizar gafas para leer (o ver de cerca), sin embargo, con la variedad de lentes intraoculares la diferencia ha sido notable, ya que se adaptan a los requerimientos de cada paciente al punto de poder corregir a la vez miopía, astigmatismo, hipermetropía y otros padecimientos que acompañen a la catarata.

Entrando a lo científico

La catarata es una opacidad completa o parcial del lente normal del ojo llamado cristalino, que se encuentra situado atrás del Iris e impide la visión clara y definida. El cristalino que debe ser totalmente claro, funciona como el lente de una cámara que enfoca las imágenes hacia la retina, (Mácula) y esta las envía a través del nervio óptico hacia el cerebro. Es una de las causas más frecuentes de pérdida de la visión, en adultos mayores de 50 años, pero se calcula que alcanza a pacientes jóvenes hasta en un 30 por ciento, habiendo entre ellos algunos de hasta 4 meses de edad.

Existen lentes rígidos no flexibles de Polimetilmetalcrilato que se usan en incisiones con un mínimo de 6 milímetros. Los lentes Acrylicos son lentes plegables que se introducen con inyector especial en heridas de 1.8 milímetros. Lo recomendable es operar cada ojo de manera independiente. 

La catarata puede presentarse por consecuencia de algunas enfermedades como la rubeola, varicela, herpes o toxoplasmosis, como efecto secundario de medicamentos como los corticoesteroides, antimaláricos, alopurinol, fenotiazinas, diuréticos, antihipertensivos, antiarrítmicos y medicamentos para bajar el colesterol.

También por radiaciones, rayos ultravioletas, algún trauma o problemas cardíacos, renales, anormalidades cromosomáticas o drogas, entre otras.

La vía quirúrgica

La única forma de tratar una catarata es por vía quirúrgica, es decir extrayendo la catarata e implantando el lente intraocular siendo la tendencia más reciente la cirugía de cristalino o PhacoRefractiva, con la cual se quita el cristalino y se evita el uso de gafas. Los tipos de lentes intraoculares han evolucionado a tal punto de que se puede elegir entre los siguientes:

  1. Monofocales: para una visión específica de lejos o de cerca según se requiera.
  2. Monofocales tóricos: para una visión específica de lejos o de cerca según se requiera, además del astigmatismo.
  3. Multifocal: corrige todas las graduaciones: cerca, intermedia y lejos.
  4. Multifocal tórico: corrige todas las graduaciones, además del astigmatismo.

El doctor Samayoa indica que para poder ser operado de catarata se requiere una evaluación del médico oftalmólogo en la que además se efectúan estudios complementarios. El oftalmólogo debe indicar el tipo de cirugía que se planificará y entre el médico y el paciente elegirán el lente intraocular adecuado a la necesidad, considerando la calidad de la visión posterior que necesite.

Como en otro tipo de cirugías, también son necesarios exámenes como hematología, glucosa y electrocardiograma, ya que, aunque se tenga una enfermedad metabólica, si está bajo control, puede operarse”.

Algo importante que debe tomar en cuenta el paciente con catarata es que, posterior a la operación, debe mantener un control, debido a que, en varios casos, posterior a la operación de catarata puede haber una opacidad y puede parecerle que está perdiendo de nuevo la visión. Esto se arregla fácilmente con láser, en la misma clínica y en la mayoría será necesario antes de cumplir el año de operado.

Hace pocos años se esperaba a que la catarata aumentara o se endureciera por el procedimiento quirúrgico empleado. Actualmente, mientras más pequeña se extrae es mejor por la técnica quirúrgica denominada Phacoextracción (ultrasonido) donde la incisión actual es de 1.8 milímetros. 

Ir arriba