fbpx
Enfermedad celíaca, generalidades y tratamiento

Enfermedad celíaca, generalidades y tratamiento

La enfermedad celíaca se hace evidente cada vez más, afortunadamente, alrededor del mundo la concientización de la comunidad médica y la proyección hacia la ciudadanía en general se está incrementando, es esto lo que nos estimuló a escribir el presente artículo esperando que sea de utilidad a todos aquellos que la padecen, a sus familiares y al personal médico que se relaciona con el diagnóstico y manejo de esta, para otorgarle o proveerle a los pacientes una mejor calidad de vida.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca se define como una enfermedad de origen inmunológico, por lo tanto, es congénita, liado a la genética y hereditaria, sin embargo, hasta el momento no se ha podido definir con exactitud cuál es el exacto porcentaje de la transmisión genética.

Es un problema de intolerancia a los cereales que contienen gluten que son primordialmente trigo, cebada y centeno, sin embargo, la avena por razones que discutiremos más adelante, puede estar también directamente relacionada en persistencia de la sintomatología.

Enfermedad celíaca

Al desarrollarse la intolerancia al gluten se genera un proceso inflamatorio y progresivamente destructivo de la mucosa de intestino delgado, lo cual provoca malabsorción de nutrientes y eventualmente en caso de no corregirse el daño, desnutrición severa.

Comportamiento clínico de la enfermedad celíaca

La presentación clínica más frecuente consiste en trastornos de origen gastrointestinal principalmente evacuaciones de mala calidad, malestar constante, distensión del abdomen, flatulencia (gases), meteorismo (ruidos intestinales aumentados), y dolor abdominal.

Sin embargo, cuando ha transcurrido suficiente tiempo que el trastorno está instalado y no se ha consultado o tomado las medidas para corregirlo el proceso de la enfermedad genera pérdida de peso, anemia y desnutrición, lo cual provoca pérdida del cabello, pérdida del esmalte de los dientes, fragilidad de las uñas, lesiones cutáneas, dificultad para la visión, debilidad generalizada, osteoporosis temprana.

Comportamiento clínico de la enfermedad celíaca

Además de todo esto, hay pacientes que debutan en la enfermedad con condiciones no necesariamente clásicas o típicas, sino lo llamado atípico y los más frecuentes son diabetes mellitus, trastornos tiroides, trastornos renales, infertilidad en mujeres o abortos repetidos e incluso demencia.

Diagnóstico de la enfermedad celíaca

La forma práctica de diagnosticarla desde el punto de vista médico, después de obviamente dar la recomendación a todas aquellas personas que tienen uno o varios de los síntomas mencionados de consultar a la mayor brevedad posible, se puede resumir de la siguiente manera:

  1. En primer lugar, la atención cuidadosa de la sintomatología del paciente y el interrogatorio pertinente, condición que debe acompañar siempre al médico cauteloso.
  2. Un examen físico minucioso y buscando principalmente los signos típicos de la enfermedad que consisten en distensión abdominal, ruidos intestinales aumentados, en algunas ocasiones dolor abdominal y palpación clara de las asas del intestino delgado distendidas y, por supuesto, buscando síntomas o signos en otros órganos como los ya mencionados en los párrafos anteriores.
  3. Una vez finalizado el escrutinio inicial de historia y examen físico, si la sospecha es lo suficientemente alta proceder con exámenes generales de laboratorio para detectar déficits y establecer el condicionamiento o la situación integral de salud o enfermedad en cada paciente, dentro de estos estudios de laboratorio indispensable un recuento globular, un examen de heces, determinación de azúcar y funcionamiento renal en sangre y a criterio del médico se pueden agregar otros estudios que resultaran indicados de manera individual, en cada paciente.

El diagnóstico serológico preciso se obtiene midiendo en suero los anticuerpos de enfermedad celíaca que afortunadamente los tenemos a disponibilidad en Guatemala y son anticuerpos de transglutaminasa del tejido, anticuerpos del endomisio y anticuerpos antigliadina de segunda generación.

diagnóstico serológico

Así mismo de acuerdo a las individualidades, es decir, la indicación precisa de cada paciente podría ser necesario, en algunos casos, practicar otro tipo de estudios como radiológicos, tomográficos o ultrasonográficos, pero esto más que nada cuando se sospecha alguna otra condición concomitante o diferente y hay que descartarla, pero para fines prácticos la enfermedad celíaca no se diagnóstica con tomografías, resonancias o ultrasonidos y únicamente en algunos casos muy particulares se puede realizar lo que se llama una serie gastrointestinal que es un estudio baritado de todo el intestino delgado.

Una vez completada esta fase se debe proceder al diagnóstico definitivo que, hoy por hoy, sigue siendo la biopsia de intestino delgado, la cual afortunadamente con las innovaciones tecnológicas de los aparatos endoscópicos, resulta para el especialista un diagnóstico relativamente sencillo para el paciente, un procedimiento mínimamente invasivo que no implica ningún dolor ni riesgo mayor y nos permite hacer un diagnóstico preciso y al mismo tiempo descartar otras condiciones asociadas.

Manejo y tratamiento de la enfermedad celíaca

Una vez definitivo categóricamente el diagnostico, el único tratamiento actual para corrección del problema y mantenimiento de la salud, es la dieta estricta sin gluten la cual debe ser implementada en un 100% y dejar claramente el mensaje que es permanente, es decir para toda la vida.

Manejo y tratamiento de la enfermedad celíaca

Este aspecto en particular del proceso de diagnóstico y tratamiento es de vital importancia para mejorar la calidad de vida de las personas, ya que si el médico no emplea suficiente tiempo explicando claramente las consecuencias de no hacer la dieta estricta y no responde pacientemente a todas las dudas y preguntas que las personas tengan, el futuro no es promisorio y se pueden desarrollar complicaciones, las cuales consisten principalmente en deterioro progresivo y desafortunadamente en un porcentaje bajo pero importante, la degeneración a malignidades principalmente de intestino delgado.

Pronóstico del paciente celíaco bajo tratamiento

El pronóstico en general es bueno si el paciente escucha las recomendaciones del médico y el médico atiende a todas las necesidades del paciente, en varios casos o en un porcentaje relativamente alto se hace necesario el uso de medicamentos como reposición de sustancias perdidas, la más común de ellas es hierro y ácido fólico, a veces es necesario la reposición de otros nutrientes, pero estas son recomendaciones generales y de nuevo enfatizo, que se debe individualizar el manejo en cada caso.

Otros productos que a veces es conveniente utilizar son enzimas digestivas que favorecen el proceso de absorción en mínima forma, pero principalmente minimizan los síntomas y en algunas ocasiones se presenta en los pacientes la complicación de sobre crecimiento bacteriano que no es una infección, sino un trastorno de la flora propia del paciente y es necesario corregir este trastorno utilizando antibióticos o antibacterianos, antisépticos intestinales y su uso no es de corto plazo como lo acostumbrado para otros procesos bacterianos, sino a largo plazo, todas estas circunstancias deben ser claramente explicadas por el médico a los pacientes, para evitar malos entendidos y temores infundados.

Si se atienden todas las recomendaciones mencionadas, la calidad de vida de los pacientes puede llegar a ser optima si se compenetran de su trastorno, afortunadamente en nuestro medio ya existen varios establecimientos que importan productos alimenticios sin gluten, certificados y permiten en buena medida la sustitución de alimentos tan preciados como, por ejemplo, el pan, los cereales y las pastas. Como una recomendación general siempre que se consuma alimentos fuera de casa ya sea en restaurantes o en eventos sociales, uno se debe asegurar que los alimentos no contienen gluten para evitar recaídas del trastorno.

Que depara el futuro y la ciencia para el paciente celíaco

En el futuro se vislumbra la investigación de varios productos que aspiran a corregir en cierta forma la enfermedad, pero aún no está ninguno de ellos patentado y registrado para su uso por el público.

En este aspecto debo mencionar que el Dr. Mario Blanco, Físico químico guatemalteco que reside en Pasadena california, ha hecho investigaciones serias, profundas y afortunadamente hasta el momento exitosas diseñando un producto que permite la “digestión” del gluten imperceptible presente en los alimentos que se consumen y que supuestamente no contienen la sustancia, este producto va a ser patentado y puesto en el mercado en los Estados Unidos a corto plazo y posiblemente en Guatemala a mediano plazo.

Hay que hacer la advertencia categórica que no es un producto para que permita el consumo libre de gluten sino enfatizo de nuevo que es únicamente para digerir el gluten que microscópicamente está contaminando algunos otros alimentos que no tienen su origen en trigo, centeno, cebada o avena. A propósito de la avena cabe mencionar que, aunque no contiene la sustancia ofensora del gluten, que es la gliadina, la razón de no recomendar su consumo es porque, en un alto porcentaje, la preparación mezclada de cereales provoca su contaminación.

Para finalizar me complace informar a todos los lectores que, en Guatemala, contamos con la Asociación de Celíacos de Guatemala ASDI, organización no lucrativa, cuyo objetivo es favorecer a todas las personas que padecen este trastorno, en su orientación y manejo de la enfermedad.

Ir arriba