fbpx

Abandonados

por Dr. René Fonseca Borja
0

A los niños abandonados que luchan por sobrevivir en las calles y basureros de la ciudad, buscando la oportunidad de saciar su frío y hambre.

No hace falta ir muy lejos para encontrar a niños, jóvenes y ancianos que son utilizados como mendigos y, lo más sorprendente, es que señalizados con un muro de pobreza viven en espacios ubicados junto a las zonas más ricas de Guatemala; en las esquinas, con premura, piden que el conductor de un vehículo les dé algo, porque si no consiguen dinero, en especial, tendrán problemas ya que los que manejan a estos niños y ancianos les castigarán.

Tuvimos que observar lo que en las esquinas sucede a vista y paciencia de la policía y la gente que camina y ve sin decir nada, negándose, únicamente, a darles algo; vimos niños que pasan a la velocidad que les permite el semáforo, por las ventanas de los carros que esperan el verde del semáforo, extendidas las manos con la seña de que le regalen algo, otros vestidos de payasitos, hacen malabares, observados, supuestamente, por los conductores que manejan los vehículos.

Intranquilos, atentos a cualquier posibilidad de llenar sus estómagos, ahogan sus anhelos de triunfo, sin hogar que les de calor y que su queja la hagan suya, ni una mano afectiva que les guíe y promueva su mañana, ceden su derecho para calmar el sueño no cumplido.

Sin fronteras unos son vendidos o mal utilizados, destinados a trabajos que no aguanta su joven cuerpo, o prostituidos en pornografía o actos dolorosos por mentes enfermas que aprovechan la inocencia; intenso, pero es lo que sucede en las calles, manejados y utilizados por seres desalmados que venden y compran la inocencia.

En cualquier dirección posicionados en las calles se encuentran pidiendo limosna, o bajo el anonimato en el basurero buscando tesoros; seres humanos indefensos que les tocó el frío como su morada, a otros un hogar de ayuda para abandonados, pero igualmente abusados.

Son almas que se enfrentan a las adversidades, padres que ceden al crío arguyendo no desearlo, insensatos que se aprovechan de esas criaturas en una sociedad insensible a su simple camino, lleno de sorpresas que dañarán su futuro.

Pequeños ciudadanos perdidos en el fango, aunque en el medio existan varias organizaciones con ingentes recursos que no llegan a sus bocas; son bandera de lucha de políticos sin escrúpulos, aunque sufran por dentro sin decirle nada a nadie.

Señor de los cielos ten presente sus necesidades y haz que sus semejantes entiendan al necesitado, que solitario guerrea a diario buscando refugio mientras unos pocos disfrutan de la fortuna del pueblo, empujando a estos seres a delinquir estafando, robando y asesinando, y sin saberlo, haciendo suyas las filas de la delincuencia y el contrabando.

No dejemos a los huérfanos que el peor de los rincones, no veamos como si fueran lo peor porque no fueron educados, hagamos lo nuestro sin tanta alabanza ni rancios discursos, busquemos las vías que ayuden a los niños desamparados, uniendo esfuerzos que solo gastan recursos en sosas superfluas, pero que informan al pueblo de lo poco que llega a los necesitados.

Necesitamos mostrarles que son del país y su futuro, que si cuidamos a esos seres no necesitaremos castigarlos, porque formaremos personas que puedan guiar el destino de sus propias vidas, para que todos seamos el centro de un pueblo unido y el futuro de la patria.

Nos queda un fractura en nuestro interior y la tristeza de no poder hacer nada para arreglar esta condición de los que se encuentran en las esquinas, de aquellos que hacen trabajos que no les corresponde, porque en lo que hagan les roban sus derechos, la libertad que puede ayudar a su bienestar estudiando, socializando y no sirviendo a unos pocos, hay historias profundas y dolorosas de niños seducidos para utilizarlos sexualmente, pero las autoridades que deberían tomar cartas en el asunto, están ocupadas en cosas que no tiene nada que ver con estos personajes que no saben, qué serán en el futuro; pero la delincuencia está atenta y cerca para tomarlos como posibles ejecutores de asesinatos o extorsiones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR