Estoy embarazada ¿debo comer por dos?

por Licda. Ana Lucía Velásquez

Es común que al saber que está embarazada surja la pregunta ¿qué cambios debo hacer en mi alimentación? ¿debo comer por dos?

Primero que nada, es importante saber que debe cuidar la alimentación durante esta etapa, para garantizar un adecuado desarrollo del bebé. Así como evitar complicaciones y carencias de vitaminas y minerales en la madre.

Es un mito que en el embarazo debe comerse por dos. La mejor forma de ir controlando si la ingesta de alimentos es adecuada, es observando la ganancia de peso de la madre. La cual dependerá del estado nutricional de ella, al inicio del embarazo.

Estoy embarazada ¿debo comer por dos?

Si la madre al inicio del embarazo presenta bajo peso, deberá ganar entre 26 a 35 libras. Si tiene un peso adecuado deberá ganar entre 20 a 26 libras y si tiene sobrepeso u obesidad deberá ganar 12 a 20 libras en todo el embarazo. Ganar mucho peso en esta etapa puede comprometer la salud de la madre y poner en riesgo al bebé, por lo que debe cuidarse la dieta desde el principio.

Para comer bien durante el embarazo, se debe hacer más que simplemente incrementar lo que se come, también se debe considerar lo que se come. Aunque se necesitan aproximadamente 300 calorías adicionales por día, especialmente en la etapa avanzada del embarazo, cuando el bebé crece más rápidamente, esas calorías deben proceder de alimentos nutritivos para que puedan contribuir al desarrollo y crecimiento del bebé. Es por esto que en el embarazo se recomienda continuar con una alimentación saludable, cuidando que esta sea variada y equilibrada, para garantizar el aporte de todos los nutrientes que la madre y el bebé, necesitan.

Se debe recordar que lo que la madre come es la fuente primordial de nutrición del bebe.

lo que la madre come es la fuente primordial de nutrición del bebe.

Se recomienda:

  • Realizar 5 tiempos de comida al día y hacer las refacciones un poco más cargadas de lo habitual, ya que la necesidad de nutriente, se ven incrementada. La cantidad de alimento y nutrientes dependerá de la edad gestacional de la embarazada, ya que para cada trimestre se presentan diferentes necesidades en el bebé.
  • Evitar excesos de sal, ya que favorece la retención de líquidos, característica del último trimestre.
  • Elegir siempre los alimentos más frescos y evitar aquellos que estén congelados o preservados durante mucho tiempo. Entre más fresco sea un alimento, mayores serán los nutrientes que estén contenidos en él.
  • Evitar alimentos procesados y comida rápida. Ya que estos contienen gran cantidad de sustancias químicas artificiales, que no contribuyen al buen estado físico, ni aportan beneficios para la salud del bebé.
  • Procurar que la pareja también coma de manera saludable. De este modo, eliminará las tentaciones cerca de usted y hará que su pareja también tenga una alimentación sana y balanceada.
vitamina D, hierro, calcio y ácido fólico

Los alimentos adicionales que se consuman no deben ser simplemente calorías vacías, deben proveer los nutrientes que el bebé, necita para crecer. En esta etapa se incrementan las necesidades de vitamina D, hierro, calcio y ácido fólico, los cuales deben proveerse a través de una dieta balanceada y un suplemento nutricional. Por ejemplo, durante el embarazo son necesarios 600 microgramos al día de ácido fólico, 200 más de lo recomendado a la mujer en edad fértil; 1200 miligramos de calcio al día, 400 miligramos más de lo recomendado regularmente. La deficiencia de calcio durante el embarazo puede tener efectos en la madre, como la pérdida de piezas dentarias, afecciones en el sistema óseo y lo que puede ser aún peor y sobre todo doloroso: mal formaciones en el bebé.

Si se desea cuidar su peso y llevar una alimentación que provea lo necesario, tanto para la madre, como para el bebé, se recomienda acudir con un profesional de la nutrición, ya que realizar dietas muy estrictas o poco saludables en esta etapa, pueden comprometer la salud de ambos.

“Una vez embarazada, la alimentación cobrará un nuevo sentido, de ahora en adelante no comerás pensando qué puede ser rico, qué alimentos engordan o cuáles tienen menos calorías, sino que pensarás cuáles son los alimentos que tienen un mayor valor nutricional, para que tu bebé pueda recibir todos sus nutrientes y pueda crecer sano y fuerte”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, así recibirás nuevos artículos y más información exclusiva para los amigos de Relevancia Médica.¡Mantengámonos actualizados!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR